Foto: Archivo.

Foto: Archivo.

Una emergencia ocurrida en zona rural de Neiva alertó a las unidades del Cuerpo de Bomberos Municipal, quienes al recibir el reporte de una conflagración en inmediaciones al reservorio, llegaron a atender el hecho que por fortuna no dejó vidas comprometidas, sin embargo, consumió un total de 20 hectáreas.

 
Todo comenzó con una pequeña fogata al parecer encendida por familias que en su intento por apropiarse de lotes cercanos al lugar, optaron por prender fuego sobre el pasto seco, sin embargo, la candela terminó expandiéndose rápidamente debido a los fuertes vientos que se presentan por esta zona del departamento del Huila.

Los habitantes de la finca Poco a Poco, ubicada en inmediaciones al reservorio de Neiva, sobre la vía que conduce hacia el corregimiento de Vegalarga, al observar las enormes llamas desde la mañana de ayer domingo, de inmediato se alarmaron y avisaron al Cuerpo de Bomberos de la ciudad, quienes al llegar al sitio, procedieron a apagar el fuego que perduró por largas horas.

Fueron arduas las labores por tratar de controlar la conflagración que terminó por quemar 20 hectáreas de pasto seco. Las arduas labores por el personal de emergencias de la capital huilense, y algunas cortas lluvias que se presentaron al atardecer de ayer domingo, permitieron que el fuego finalmente pudiera extinguirse por completo.

“Por fortuna el clima nos ayudó un poco y se logró apaciguar el incendio…en la tarde de ayer se liquidó, sin embargo al final que había un poco de candela, pero en la mañana de hoy volvimos al lugar a revisar y confirmamos que se apagó y no pasó a mayores”, dijo Roque Esquivel, Jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo de Neiva, quien hizo el llamado a la ciudadanía, para que se abstenga a realizar quemas.

Comentarios