Fotos: Everh Sánchez Henao.

Fotos: Everh Sánchez Henao.

Desde hace días las calles del centro de la capital huilense parecen verdaderos mercados persa, donde usted puede encontrar cualquier disfraz, accesorio, adorno, mascara, zapatos o elemento para esta noche de Halloween. Las personas de se dedican a las ventas informales cambian su surtido y se la rebuscan de cualquier manera para esta fecha especial.

“Yo anteriormente vendía CDs y DVDs de música, pero desde hace ocho días comencé a vender valetas y todo tipo de medias para los disfraces de hoy 31 de octubre, eso se vende bien y deja buena plata, las señoras pasan con sus niños y niñas, miran y compran los colores que le salgan con el disfraz”, dijo a LANACIÓN.com.co Amanda Pulecio, vendedora informal.

Los ambulantes saben que para estas fechas es mejor estar actualizado en todo tipo de elementos y disfraces que están de moda y los tradicionales que nunca se cambian con el paso de los años.

“Todos los años nos hacemos la plática vendiendo los disfraces, eso es una buena ‘papa’, se venden fácil y deja buena rentabilidad. Tenemos para todos los gustos y edades, los de los niños de las caricaturas que están de moda, los de los grandes están mandando la parada las catrinas y los personajes de moda, como Falcao y James Rodríguez. Los tradicionales que nunca fallan que son de policía, brujas, soldados, drácula, momias, animales, gitanas, diablitos, presos, marineros, ladrones, sacerdotes, hombre lobo, la muerte, entre otros; esos tienen costos entre 40 mil y 80 mil pesos”, dijo David Arboleda, vendedor informal.

Lo único cierto es que las calles del centro de Neiva parecen ríos humanos de personas vendiendo y comprando artículos de Halloween, no les importan los precios y la calidad, solo que estén a la moda y puedan ponérselos estas noche para pedir dulces, ir de fiesta y divertirse.

“El jueves y el viernes las ventas para los niños estuvieron muy buenas, se vendieron muchos disfraces, calabazas y objetos de esta época, todo porque los niños en los colegios les hacen fiesta y siempre tienen que ir disfrazados, entonces los papás salen a la calle a buscar las cosas, porque en los centros comerciales son muy caras y nosotros dejamos a buen precio”, explicó Rocío Núñez, vendedora ambulante.

Después de esta fecha especial seguramente los vendedores ambulantes cambiarán inmediatamente su mercancía por los artículos de navidad, porque como es tradición, las calles se llenan de color y fiesta para esta temporada y todo mundo necesita ganar dinero a manera de aguinaldo. 
 

Comentarios

comentarios