Fotos: Ole Mi Diario.

Fotos: Ole Mi Diario.

Dos sujetos identificados como Sixto Aurelio Vargas y Edwin Fabián Sarria Tafur, de 30 y 25 años de edad, fueron capturados en flagrancia por agentes de la Policía Metropolitana señalados de haber intimidado con arma cortopunzante a una mujer para hurtarle su celular. Los hechos ocurrieron en el barrio Obrero Comuna Siete de la ciudad de Neiva a eso de las 11:30 de la mañana.

Según el reporte policial basado en las declaraciones de la víctima, ella salía de un supermercado y a mitad de cuadra cuando se desplazaba a pie notó que la estaban persiguiendo, volteó a mirar y vio a dos sujetos que ya estaban a menos de un metro de distancia. La abordaron y uno de ellos le puso una navaja en el cuello para que le entregara el celular que llevaba guardado en su seno izquierdo.

Ante la negativa de la mujer a dejarse quitar el aparato, avaluado en 380 mil pesos, se presentó un forcejeo y el delincuente finalmente logró apoderarse del celular tras apretarle fuertemente el seno a su víctima. Sin embargo, el ladrón dejó caer el teléfono al suelo quedando abierto en dos partes. Esto no valió para que los sujetos recogieran las piezas y huyeran del lugar.

La mujer asustada empezó a dar gritos de auxilio, “cójanlos que son ladrones”. Una patrulla de la Policía que pasaba cerca escuchó e inició la persecución de los dos hombres quienes se metieron en la zanja de una quebrada y fueron interceptados por los uniformados en la Calle 4 con Carrera 18.

Una vez capturados e identificados como Sixto Aurelio Vargas y Edwin Fabián Sarria Tafur, la víctima los reconoció como los sujetos que minutos antes la habían atacado. La mujer fue valorada por Medicina Legal que le dio 15 días de incapacidad, ya que resultó con algunas heridas pequeñas en el cuello con la navaja y dolores fuertes en los brazos y el seno como producto del forcejeo con los delincuentes.

Vargas y Sarria Tafur fueron dejados a disposición de la Fiscalía 7 URI que los presentó ante un juez de garantías para las audiencias preliminares. El togado dio legalidad a la captura, la Fiscalía les endilgó el delito de hurto calificado y agravado, y tras solicitar al juzgado medida de aseguramiento en centro carcelario, le fue concedida teniendo en cuenta que los dos capturados ya tenían antecedentes por el mismo delito.

* Con información de OLE MI DIARIO. 

Comentarios

comentarios