Esta es la controversial carta en la que los padres del Claretiano de Neiva, revelaron las condiciones con las que pretenden poner en arrendamiento las instalaciones del plantel educativo, a la Administración Municipal. En ella manifiestan los espacios que serán prestados a la comunidad estudiantil de la jornada oficial sin ningún tipo de insumos.

 
Luego de la columna de opinión publicada este lunes por el periodista Francisco Argüello en el Diario La Nación, en la que puso en evidencia los requisitos del escrito, firmado el pasado 19 de noviembre por Teódulo Quintero González, representante legal de los laicos claretianos, este medio de comunicación da a conocer de manera oficial, la carta en la que se estipula lo anteriormente dicho.

En la misiva dirigida a Alba Luz Esquivel, rectora de la Institución Educativa Colegio Gustavo Torres Parra, anteriormente llamado Claretiano oficial, manifiesta las condiciones por parte de los sacerdotes a la Alcaldía de Neiva, para arrendar la sede a la jornada pública el año entrante.

Según el comunicado, un total de 25 salones serán los permitidos por los curas para el uso de clases; así mismo, será entregada un aula para que los docentes condicionen como sala de sistemas; un laboratorio de química y uno más de física sin insumos, con inventario de mobiliario y ayudas audiovisuales; todos éstos, espacios que serán utilizados únicamente en la jornada de actividades académicas que es de lunes a viernes, en el horario de 12:45 p.m. a 6:30 de la tarde.

De igual forma, en la carta en la que se anuncia la disponibilidad de los salones para el próximo año, se afirma que la contratación del personal auxiliar de servicios generales para aseo y portería, se hará directamente por parte de los padres del colegio, según ellos, por las dificultades presentadas en el transcurso de este 2015 con el tema de los horarios, asignación de funciones y recarga laboral.

“Como este costo no lo cubre el conon de arrendamiento, espero que sea cubierto por el colegio a través de cuenta de cobro”, dijo en el comunicado el cura Quintero González, aseverando que el servicio de enfermería que a la fecha se ha ofrecido de manera gratuita a los estudiantes de la jornada oficial, no se seguirá efectuando para el 2016, así como el auxiliar, el equipo de sonido y el uso o préstamo de menaje.

Finalmente, en la carta de condiciones, el cura Teódulo Quintero resalta que el préstamo de banderas, himnos y símbolos propios del Colegio Claretiano, no estará autorizado para el año entrante, “pues se les concedió dos años para que crearan sus propios símbolos y su identidad como nueva institución”, puntualizó el sacerdote.

Comentarios

comentarios