Luis Suárez se enfrenta a su primera sanción en el fútbol español. Después de superar la dictaminada por la FIFA hace más de un año, el uruguayo podría ser suspendido de uno a tres partidos por los incidentes que se produjeron en el túnel de vestuarios tras el Barça-Espanyol y que el colegiado Martínez Munuera recogió en el acta arbitral. El Juez Único de Competición comunicará este viernes la resolución alrededor de las 14.00 h. tras analizar el acta del derbi.

Según el árbitro, Suárez provocó un enfrentamiento entre jugadores de ambos clubs al dirigirse a sus contrarios en estos términos: “Aquí os estoy esperando, venid acá: sos un desecho”. Dependiendo de cómo interprete el Juez de competición el redactado del acta arbitral la sanción podría variar y podría quedarse incluso en una multa económica.

El organismo puede acogerse al artículo 111.d, el más benévolo, por el que Suárez solo sería amonestado por “cometer actos de desconsideración con directivos, técnicos, espectadores u otros jugadores”. En este caso, el uruguayo se perdería el partido de vuelta en Cornellà por doble cartulina amarilla.

Comentarios

comentarios