Fotos: Archivo - Internet - Óscar Murcia.

Fotos: Archivo - Internet - Óscar Murcia.

El intenso verano en el Huila tiene al borde de la preocupación a los campesinos del suroccidente del Departamento. Aseguran que la sequía ha acabado con sus cultivos, y temen que la situación se agrave con el paso de los días como consecuencia del Fenómeno de El Niño.

 
“Supuestamente vamos a quedar peor de lo que estamos en este momento, los cafetales ya no sirven para la cosecha que ya se perdió en su totalidad, aquí ya no se puede decir que se le va a pagar a un recolector de café porque no va a dar ni para él, no va a quedar ni para nosotros los campesinos, ni para comprar un bulto de abono a precio del que se tiene hoy en día, que es casi 100 mil pesos, eso es imposible cuando la carga de café no vale sino 300 mil pesos”, dijo Juan Carlos Muñoz, cafetero del municipio de Nátaga, Huila.


Juan Carlos Muñoz, cafetero de Nátaga, Huila, afectado por el intenso verano.

Según el campesino, actualmente en esta población del suroccidente del Huila ya no hay ningún producto para comercializar, por lo que solicitan con urgencia el apoyo por parte del Gobierno Nacional, para solucionar las graves problemáticas que están padeciendo por la fuerte ola de calor que ha azotado al Departamento, y el resto del país.

“Creo que el Gobierno debe tener en este momento la posibilidad de mirarnos desde este momento, y mirar las características más necesarias para apoyar al campesino. Queremos darle a conocer al Presidente que busque la manera de colaborarnos en estas afectaciones que tenemos los campesinos”, expresó el cafetero Muñoz, de Nátaga, municipio donde cerca del 80 por ciento de los campesinos subsisten del café, plátano, entre otros cultivos.

Comentarios

comentarios