Esa es la pregunta que se están haciendo muchos padres de familia que con asombro están viendo como sus hijos que están recibiendo clase en las instalaciones del Inem Julián Motta Salas, ya sean de este plantel, del Claretiano oficial o de la Universidad Surcolombiana; se están enfrentando entre sí al parecer por concurrir todos en el mismo espacio.

El pasado jueves se presentaron algunos desmanes que alteraron la tranquilidad en las instalaciones de la institución educativa, en la que las autoridades tuvieron que intervenir para poder controlar la situación.

El rector del Inem, Teófilo Tovar, explicó lo qué está aconteciendo dentro del plantel educativo: “El Inem vienen desde hace 2 años recibiendo estudiantes de la Universidad Surcolombiana porque ha crecido bastante y no tiene la infraestructura para dar cobertura a la cantidad que quieren ser profesionales. La semana algunos padres y madres de familia estaban inconforme porque la universidad hace presente en la institución cuando los niños – del Claretiano- ingresan y salen de la institución”.

Y siguió narrando lo sucedido: “Un gas lacrimógeno que afectó el normal desarrollo en las actividades escolares de la universidad fue lanzado a las 7:00 de la noche, el pasado 24 de febrero y cuando nos dimos cuenta quisimos revisar el error, pero no nos dejaban, salieron todos de la universidad finalizado ya la jornada de los estudiantes del Claretiano oficial y a partir se empezaron a ver conjeturas frente a quién podría atribuir esa situación”.

Según el directivo existen muchas versiones de lo que realmente aconteció, pero el caso ya quedó en manos de las autoridades que controlaron la situación para que no pasara a mayores.

“A nivel del Inem y del Claretiano hemos hecho muchos esfuerzos, fue un Decreto Municipal firmado por el Alcalde Municipio de Neiva donde trasladan a la institución educativa Claretiano al Inem en la jornada de la tarde. Los hemos aceptado y recibido con mucho cariño, con mucha entrega, dedicación; tanto así que los maestros de la mañana les facilitan las llaves a los maestros de la tarde para que ocupen los diferentes departamentos de áreas que se trabajan a nivel del conocimiento en las diferentes instituciones educativas”, dijo.

A raíz de estos hechos las directivas del Inem se han reunido con las de la Usco para evitar que se repitan estos desordenes y la convivencia se mejore.

“Yo fui muy claro en el sentido de que el Claretiano a esta sede no trajeran primerito, ni segundo y tercero; con la connotación de la Usco.  Sin embargo las directivas decidieron con el Concejo Directivo y Asociación de Padres de Familia traer los niños de primero segundo y tercero acá en el Inem. Yo pienso que no fue pertinente, pero debido a esos tres grados cuarto y quinto de primaria también estoy convencido que no era pertinente en este momento que la Universidad Surcolombiana entrara en la jornada de la tarde con los niños, se llegó el acuerdo de hacer el convenio para que trabajen únicamente en las horas de la noche, donde los niños no tengan esa dificultad y el temor de padres de familia que pueda suceder alguna situación dentro de la institución”, aseguró. 

Comentarios