Ole Mi Diario

Ole Mi Diario

Comunidad de La Plata en  Huila se queja porque la quebrada El Zapatero que atraviesa el municipio  está convertida en un basurero y con  alta contaminación.  “Nos tenemos que acostumbrar a los malos olores del agua y además a todo tipo de residuos que la gente viene a arrojar, es necesario que la alcaldía se haga cargo de este problema porque afecta nuestra salud”, explicó Josué Campos, afectado por la situación.

En un verdadero problema se ha convertido la quebrada El Zapatero para los habitantes del municipio de La Plata, los malos olores, las crecientes y las basuras que irresponsablemente se arrojan allí han causado graves problemas a niños y adultos.
 

 

En un recorrido a lo largo de la quebrada se encontró aves carroñeras picando los desperdicios, colchones, inodoros, bultos de basuras, y hasta perros y gatos muertos, que según los habitantes son arrojados en horas de la noche por personas que vienen desde el centro y otros sectores a deshacerse de ellos.

Estos desechos han taponado la quebrada y ha hecho que las aguas se estanquen y no corra como se debe, causando fuertes olores que afectan a los cientos de viviendas que se encuentran a su alrededor, en las cuales habitan adultos mayores y niños, quienes ingenuamente suelen jugar en el lugar sin saber del peligro de sanidad.

“A pesar de que hay un letrero que prohíbe botar basuras, las personas echan todo lo que puedan, sin tener en cuenta las afectaciones de nosotros, es un verdadero inconveniente que soportamos desde hace varios años”, explicó Josué.
 

Temen otra inundación

Con nostalgia Santiago Hernández, un habitante del barrio San Rafael, cuenta como ha tenido que suplir con estos problemas desde hace 35 años que llegó al sector. “Siempre hemos vivido lo mismo, hace aproximadamente seis años la quebrada creció tanto que se inundaron todas las casas aledañas, hubo varias pérdidas, por fortuna no se ha vuelto a repetir, pero nadie ni nada nos asegura que esto no vuelva a pasar”, relató.
 

Sin duda es una zozobra constante a la que se tienen que someter los residentes. Hasta el momento, lo único que hizo el gobierno hace más de quince años fue ubicar los llamados gaviones a las partes laterales, los cuales evitarían que el agua entre a las viviendas, pero esta solución no tiene conforme a los habitantes y aseguran que lo mejor sería canalizarla o tal vez reconstruir el puente por el que atraviesa, ya que al parecer quedó mal hecho y forma un remolino de agua y basuras que lo taponan.

Por ahora los habitantes del barrio San Rafael y demás sectores aledaños esperan que la nueva alcaldía les solucione este problema y al mismo tiempo hicieron un llamado para que los plateños tomen conciencia y no arrojen más desechos a la quebrada.
 

 

Comentarios