Fotos: Óscar Roldán.

Fotos: Óscar Roldán.

Luego de que un Juez de Garantías de Neiva legalizara la captura de Carlos Andrés Medina, de 31 años de edad, la Fiscalía le imputó el delito de lesiones personales con agente químicos, que está contemplado dentro de la Ley ‘Natalia Ponce de León’, por lo que de ser hallado culpable de atacar con ácido a la niña Dayana Andrea García, el pasado sábado 31 de enero, en inmediaciones del centro de salud del IPC en la Comuna Ocho; podría pagar una pena mínima de 20 años de prisión.

Así lo argumentó el fiscal Mario Germán Iguarán Arana, quien llegó en las últimas horas desde Bogotá para ponerse al frente del caso. La Ley ‘Natalia Ponce de León’ que reguló las penas para las personas que sean condenadas por ataques con ácido, como en el caso de la niña de 15 años en la capital huilense establece una pena mínima de 20 años de prisión con el agravante de que la víctima es una menor de edad.

“La nueva ley establece penas de prisión de entre 20 y 50 años de cárcel para los que ataquen con ácido, y serán agravadas para los casos en los que las víctimas sean menores de edad o mujeres. También se contemplan sanciones para los que comercialicen este tipo de sustancias a cualquier persona y sin ninguna restricción”.

La fórmula diseñada por el Congreso, al elevar las penas, venía siendo reclamada por las numerosas víctimas de los ataques con ácido, como la manera más efectiva de evitar que este tipo de agresiones se vuelva a producir, por eso el pasado 25 de noviembre fue aprobada y un mes después sancionada por el Presidente Juan Manuel Santos.
 

Dayana Andrea García.

 

En el caso de la niña huilense aplicará todo el rigor de la Ley, por tratarse de una menor de edad en estado de indefensión, no se hará ninguna rebaja de la pena así los culpables acepten los cargos al momento de ser presentados ante un Juez de Control de Garantías.

Recordemos que la Ley sancionada tipifica como delito autónomo (deja de ser considerado como una lesión personal) los ataques con ácido o sustancias similares y sube las penas de 12 años y 5 meses de prisión a 20 años para los casos donde las víctimas resultan con daños reversibles. Cuando los ataques causen daño permanente en la víctima, como el caso de Natalia Ponce de León, las penas se incrementan hasta en 30 años o más según el perjuicio, como se aplicaría en este caso.

Indignación y justicia 

El caso de Dayana Andrea, quien está radicada en el departamento del Tolima por amenazas de muerte en contra de su familia, según el parte médico presenta quemaduras de segundo y tercer grado en el rostro, cuello, hombros, brazos y manos; ha conmocionado al país quien en este caso piden justicia.

Mirna Sánchez Piedrahita, secretaría de la Mujer, Infancia y Familia, rechazó el hecho y pidió las autoridades no agotar esfuerzos para judicializar los responsables de este acto atroz.
“Este es un hecho más de intolerancia y violencia contra la mujer que rechazas enérgicamente, más por ser la víctima una menor de edad”, destacó la Funcionaria.

La detención de Carlos Andrés, se produjo en las últimas horas en el oriente de la capital huilense en un operativo conjunto entre agentes de la Sijin de la Policía Metropolitana y la Fiscalía, después de un intenso trabajo de investigación y seguimiento.

 

 

Comentarios