Sobre el mediodía arribó a la ciudad de Neiva el Ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, para empezar los diálogos con los líderes campesinos del sur del país. De inmediato se dirigió al puesto de mando unificado donde todas las autoridades le entregaron un reporte detallado de los hechos que se han presentado en dos días de paro.

“Llegamos al Centro de Mando Unificado en Neiva para conocer de primera mano la situación de orden público”, fue lo primero que dijo el Ministro de Agricultura a su llegada a la capital huilense, donde afrontará de primera mano el paro convocado por la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular.

En un documento oficial que le han hecho llegar al Ministro de Agricultura los organizadores del paro agrario argumentan además que el Gobierno no les ha cumplido lo acordado en huelgas anteriores, como la de 2013, que paralizó las carreteras en buena parte del país. Sin embargo, el Gobierno afirmó que, como muestra de su voluntad de diálogos, se instaló la Mesa Nacional, que hasta el momento ha realizado 18 reuniones plenarias.

A su turno el mandatario de los opitas, Carlos Julio González Villa, aseguró que las manifestaciones de los labriegos en el departamento tienen fundamentos sociales y que se espera que el Ministro Aurelio Iragorri, encuentre una pronta solución para levantar las protestas.

En el departamento se reportan dos concentraciones de manifestantes, que de a poco han ido llegando a los lugares con víveres y carpas, lo que sugiere que la protesta no será temporal. Una en El Pescador, a pocos kilómetros de Hobo. Y la otra en la vía entre Pitalito y Mocoa, kilómetro 106, en el cruce al corregimiento de Bruselas.

En el primer sitio, en el sur del departamento, ayer por la tarde se calculaba la presencia de más de 1.000 personas, especialmente indígenas, provenientes de las poblaciones de Íquira, La Plata, Isnos y de Inzá, Cauca. En el segundo, más de 300 protestantes, especialmente campesinos.

“Hemos instalado un Puesto de Mando Unificado con las diferentes autoridades para monitorear todo el departamento”, dijo la secretaria de Gobierno, Liliana Vásquez.

Además, se reporta una aglomeración de más de 700 personas cerca a Saldaña en El Tolima, donde hubo leves interrupciones al tráfico de carros, sin consecuencias.

En la jornada de reclamos al Gobierno Nacional participan además organizaciones como el Congreso de los Pueblos, también de carácter social. Son fundamentalmente tres los puntos de exigencia, los abordados en el Huila, que serán coordinados con la mesa nacional de diálogo.

El gobernador González Villa, destacó la llegada al departamento del Ministro de Agricultura, quien está haciendo de interlocutor de alto nivel del Gobierno Nacional para dialogar con las comunidades campesinas e indígenas en paro en la región.

El Mandatario reconoció, además, que pese a la protesta –“justa y pacífica”, como la calificó González Villa-, y a la inconformidad por las demandas de incumplimiento, no ha habido bloqueos en carreteras del Huila.

“Hemos pedido al Gobierno Nacional un interlocutor del mayor nivel, no solo para establecer una mesa de trabajo con las comunidades indígenas en el puente Pescador, sino también para entrar a verificar el cumplimiento de los acuerdos del año 2013”, adelantó el gobernador del Huila.

González Villa reconoció que algunos desórdenes en el sur del Huila no han sido motivados ni protagonizados por los manifestantes campesinos o indígenas, y que ya se ha solicitado a la Policía proceder a la judicialización correspondiente, “sino aceptan las normas de una sociedad pacífica y constructiva”.

Comentarios

comentarios