Hoy se cumplen 20 años de la muerte de Jesús Ángel González, exgobernador del Caquetá y padre del actual representante a la Cámara por el departamento Harry González, quien fuese asesinado por la guerrilla de las Farc, en un paraje rural del municipio de El Paujil, en la vereda Porvenir, inspección de Galicia, departamento del Caquetá.

En su honor se realizarán una serie de actividades entre las que se incluyen una misa que tendrá lugar en la plazoleta que lleva su nombre, ‘Jesús Ángel González Arias’, en la sede administrativa departamental y a la cual asistirán importantes personalidades de la región.

Además se organizó un conversatorio que girará en torno a su legado político y que se realizará el próximo jueves 23 de junio a las 2:00 de la tarde en el Centro Empresarial y de Negocios de la Cámara de Comercio de Florencia. Al evento asistirán algunos senadores, representantes a la Cámara y el director de la Unidad Nacional de Víctimas, Alan Jara.
 
Rememorando los hechos
El 21 de junio del año 1996 la sociedad caqueteña quedó consternada tras ser divulgada la noticia del asesinato del entonces gobernador del Caquetá Jesús Ángel González Arias. El dirigente político salió ese día muy temprano de su casa para cumplirle una cita a la guerrilla de las Farc, con el firme propósito de interceder por la liberación de su amigo y representante a la cámara Rodrigo Turbay Cote, quien se encontraba secuestrado en ese momento y que tiempo después también tuviese un trágico final sin que lograse volver jamás con vida a su morada.

Ese día, Jesús Ángel no contó detalle alguno a sus familiares de lo que pretendía hacer y salió sin escolta y tan solo acompañado de su conductor Orlando García, la familia del burgomaestre informó en su momento que este había salido con un maletín que contenía 10 millones de pesos, los cuales utilizaría para cerrar un negocio de ganado.

Según informes oficiales el Gobernador fue víctima de una trampa de las Farc, que lo habrían citado en una zona montañosa de Galicia, con el falso propósito de entregarle al doctor Turbay Cote, cuando en verdad querían asesinarlo por su respaldo a la creación de las zonas especiales de orden público.

Después de varias horas de incertidumbre y zozobra las autoridades terminaron su búsqueda de manera lamentable cuando cerca de las 7:45 de la noche, encontraron su vehículo en un paraje abandonado y en su interior el cuerpo del mandatario con cinco impactos de bala junto al cadáver de su conductor.

Entre los pobladores corrió el rumor de que el Gobernador había llegado a la zona a cumplirle una cita a las Farc y estos posteriormente lo habían internado en la selva para someterlo a un juicio político.

Por razones de orden público fue imposible que el CTI se desplazara a la zona de los hechos para adelantar las diligencias del levantamiento de los cadáveres por lo que fue un valiente conductor de la ambulancia del hospital de El Paujil, quien recogió los cadáveres.

El gobernador de Caquetá, Jesús Ángel González Arias, era un liberal de 41 años, de origen tolimense, que vivió 20 años en el Caquetá.
Abogado de la Universidad Libre de Bogotá, fue concejal de Florencia y El Doncello, diputado (presidió la Asamblea Departamental), secretario de Gobierno y director de Tránsito y Transporte.

Al parecer su trágico final se desató por haber pedido al Gobierno Nacional incluir al departamento del Caquetá en las áreas especiales de orden público, pero los móviles nunca lograron ser esclarecidos totalmente hasta el día de hoy.
 

Comentarios

comentarios