En una sentida carta, que toca la fibra, el sentimiento, lo más humano de una persona, que invita a la reflexión social; Fernanda Conde, una mujer que fue víctima de los ladrones en el pasado desfile de las candidatas al Reinado Departamental del Bambuco, cuenta su historia y cómo después de estar furiosa e indignada por el hurto, conoció la realidad del ladrón y lo perdonó.

Aquí su escrito:

El día de ayer –martes 28 de junio- en la ciudad de Neiva, Huila, exactamente sobre el puente de la Avenida Circunvalar con Carrera Séptima viví un atraco en plena luz del sol y a los ojos de muchas personas que estaban alrededor.

No lo niego al principio el hecho me causó malgenio, hasta tal punto que golpeé al ladrón un joven de no más de 16 años, aun así esté logró su objetivó después de un tiempo de forcejeó que tuvimos.

Luego de ello salió corriendo por un callejón que existe en este puente donde hay varias casas al parecer en terreno de invasión, pues estas “casas” en realidad parecen chozas construidas por personas sin algún conocimiento en la construcción de una vivienda; se ve claramente la falta de recursos allí.

Por eso perdono a mi ladrón -que lo apode así- aunque sé que no es solo mío pues se notaba en su mirada y su forma de actuar que está acostumbrado hacer eso, a vivir de esa manera quitando a otros lo que tanto han luchado por tener.

¿Pero que sabemos nosotros de ellos? Lo sé muchos no me apoyarán en esta conclusión, pero para mí concepto esto está ocurriendo por que el problema viene desde arriba, todos los días nos roban, frente nuestros ojos esta.

Y no es ningún secreto, el Gobierno corrupto que tenemos en este país. Si no fuese así, ¿porque esta gente vive en tan malas condiciones y tienen tan mala educación? Es que al Gobierno le duele invertir en un maestro, tanto así que cuantas marchas de profesores no se han visto; y cuántas construcciones quedan a medias, se roban la plata de los contractos y de las supuestas ayudas que tienen que llegar al pueblo, pueblo que en su gran mayoría se encuentra así porque fueron desplazados por violencia es desde allí donde estos niños aprendieron eso matar, robar, abusar y demás cosas que se han convertido en algo normal para la sociedad, en una estadística más para los medios y una burla para redes sociales.

Pero ahora con la hablada paz y las negociaciones les recuerdo esto: la paz no está en esos papeles, está se tiene que verse en el vivir diario del país, en cada persona y tenemos que empezar por esto que hoy hago en PERDONAR, perdonemos el pasado tan oscuro que hemos tenido, que aunque es duro y difícil tenemos que pensar en el presente y en un futuro.

Hoy invito a que me ayuden a compartir esta carta como primer gesto a estos cambios, para que llegue a cada uno y se concienticé. De igual forma quisiera que llegara a las autoridades mayores de esta ciudad, el Alcalde Rodrigo Lara, el Coronel Juan Carlos León Montes de la Policía Metropolitana de Neiva y demás empresas gubernamentales para invitarlos a que se acerquen a ese lugar le den la mano a esas personas y empiecen actuar en los siguientes puntos:

· Seguridad señor Coronel, porque el lugar ya es reconocido como peligroso y fui víctima por hacer caso omiso a tales rumores, y aunque es reconocido así no se encuentra cerca ni una estación de policía ni alguno de sus funcionarios cuidando de la comunidad que es el deber de ustedes.

· Señor Alcalde Rodrigo Lara y empresas gubernamentales no está demás que ustedes mismos hagan presencia para empezar un plan estratégico para darles un mejor vivir a las personas de esa zona que de seguro así todo podrá tener un gran cambio.

· NEIVANOS no dejen que su ciudad se convierta en un lugar de terror ni para ustedes ni para los visitantes que llegan, reclamen lo que es suyo, lo que les pertenece merecen una ciudad más cuidada, limpia e iluminada.

Y de igual forma cuídenla ustedes. No siendo más me despido deseándoles felices fiestas y recordándoles que la paz es un tema de todos.

Comentarios

comentarios