Independiente del Valle enfrentará a Atlético Nacional el próximo miércoles y el 27 de julio, en el ‘Atanasio Girardot’.
Independiente del Valle, un equipo que apenas va por su séptima temporada en la primera división del fútbol ecuatoriano y que nunca ha sido campeón de su país, es el protagonista de la gran sorpresa de la Copa Libertadores.

Para acabar con la idea de que haber eliminado a River Plate en octavos de final fue casualidad, ahora dejó afuera a Boca Juniors. Le ganó 2-3 y será el rival de Atlético Nacional en la final.

Será la primera vez que dos equipos de la parte norte de Suramérica definan el título del torneo de clubes más importante del continente. El primer partido se jugará el próximo miércoles, en el estadio Atahualpa, de Quito. El de vuelta será el 27 de julio, en el ‘Atanasio Girardot’.

Solamente dos equipos ecuatorianos habían logrado llegar a la final: Barcelona, que lo hizo dos veces (1990, contra Olimpia, y 1998, contra Vasco da Gama, y las perdió ambas) y Liga de Quito, el único que salió campeón: venció por penaltis a Fluminense en 2008. De ahí el gran mérito de este humilde equipo, nacido en 1958 y ascendido a la primera división en 2009.
 

Comentarios

comentarios