Foto: Suministrada / Aldea Sur.com

Foto: Suministrada / Aldea Sur.com

Esta es la trágica historia de la joven María Fernanda Salazar, quien a sus 20 años de edad dejó de existir luego de sufrir un fuerte accidente en una motocicleta que le causó heridas irreparables en su cabeza, ayer se realizaron sus exequias  en el municipio de Pitalito donde ocurrieron los hechos.

Cientos de personas acudieron a las 3:00 de la tarde en la Parroquia del Sagrado Corazón del municipio de Pitalito, donde se llevaron a cabo en medio de una gran tristeza por su pronta partida, sus honras fúnebres.

La joven de 20 años de edad no sobrevivió a las graves heridas sufridas en un accidente de tránsito ocurrido el pasado sábado 27 de agosto en horas de la noche en un sector del barrio San Rafael, en Pitalito.

María Fernanda conducía una motocicleta y al llegar al cruce en la calle 17 con Carrera 1B, al parecer por la falta de visibilidad no se percató que el conductor de un automóvil particular realizaba un giro para tomar la carrera 1B y chocó de frente con una esquina del carro.

La joven salió disparada por el impacto y cayó unos 10 metros adelante. El conductor del automóvil de inmediato dio aviso a bomberos, quienes asistieron al lugar y trasladaron a la joven inconsciente pero aún con signos vitales al hospital San Antonio de Pitalito.

En el centro médico le diagnosticaron trauma craneoencefálico severo y fue intervenida con reanimación y posteriormente atendida en la unidad de cuidados intensivos con un pronóstico poco favorable.  Finalmente tras una intensa lucha, perdió la batalla por la vida al día siguiente del accidente.

María Fernanda Salazar López era natural de Florencia, Caquetá, pero residenciada en el municipio de Pitalito. La velación y servicios   exequiales se realizaron a través de Funerales la Paz en el Valle de Laboyos.

Comentarios

comentarios