Daniel Felipe Ortiz, encendió la llama de la paz en honor a su padre Moisés.

 

Paradójicamente en el mismo escenario donde un 27 de febrero del 2006, fueron masacrados nueve concejales del municipio de Rivera, a manos de las Farc, un hecho que estremeció el país, se realizó el  Cuarto foro regional ‘Encuentro Víctimas, Paz y Posconflicto’, liderado por la Comisión de Seguimiento a la Ley de Víctimas del Congreso de la República.

“Vamos hacer un análisis de la implementación de la ley de víctimas y de restitución de tierras en el Huila y mirar cómo avanzar en favor de ellas. El universo de víctimas se ha doblado vamos en 8 mil millones, queremos ampliar la vigencia que va hasta el 2021, para poder reparar a toda la comunidad”, dijo el senador  Juan Manuel Galán  Pachón, presidente de la Comisión de Seguimiento y Monitoreo de la Ley de Víctimas en el Congreso.

Al hotel campestre los Gabrieles, en Rivera  llegaron ayer más de 300 personas, entre ellos familiares de los concejales masacrados y demás sobrevivientes de la guerra.

Mi hermano era el concejal más joven (24 años), acababa de terminar su universidad y tenía un futuro promisorio. Su crimen transformó nuestra vida y hoy trabajamos con otras familias para exigir nuestros derechos”, afirmó Leandro Perdomo, hermano del concejal Jaime Andrés Perdomo, muerto en la masacre.

Entre las propuestas presentadas está “un proyecto integral productivo agropecuario para las familias de los nueve concejales, y trabajar con nuestra Corporación Continuar”, que reúne a los afectados por la masacre, agregó Perdomo, quien preside esa organización.

“Esperamos coordinar una agenda para nuestra reparación integral. Después de 10 años, los familiares tenemos necesidades que no han sido satisfechas por el Estado y son su obligación”, insistió.

Durante el evento, las víctimas hicieron un acto simbólico y representaron lo ocurrido en aquel momento. Con preguntas al auditorio, recordaron la memoria de los nueve concejales.

“Agradecemos este espacio para participar en el foro, a tan sólo cinco metros de donde fueron acribillados nuestros familiares. En Rivera veíamos por las noticias hechos similares pero no pensábamos que nos iba a tocar. En unos minutos acabaron con toda una corporación”, confesó Perdomo.

 

“No quiero ver al paisa en el Congreso”

Daniel Felipe Ortiz, tenía tan solo siete años cuando le toco enfrentar la muerte de su padre el entonces concejal Moisés Ortiz, su vida dio un gran giro.  Aunque le apuesta a la paz, pide justicia.

Ese día el paso a la escuela a saludarme, a la hora se escucharon muchos tiros, me puse a rezar. Me dijeron que estaba herido, al día siguiente murió. El proceso judicial esta lento, los culpables no son claros con los hechos. Todos queremos la paz, pero que favorezca al pueblo y las víctimas, a mí no me gustaría ver en el senado a alias el ‘paisa’, que fue quien mando a matar a mi papá. Sé que hay resocialización la gente cambia, pero es difícil, aunque estoy dispuesto a perdonar”, señaló el joven.

 

543 concejales asesinados

Para escuchar de primera mano a los afectados, Alan Jara, director de la Unidad para las Víctimas, acompañó el evento.

“Estoy muy conmovido, después de ver la representación para recordar a los concejales de Rivera. En Colombia, 543 concejales han sido asesinados y 389, secuestrados. Son 8 millones de víctimas que el conflicto ha dejado en el país y ocho millones de razones para terminar el conflicto”, aseguró Jara.

El funcionario exaltó, además, la importancia de la generosidad y nobleza de los sobrevivientes, quienes, como los de Rivera, son más proclives al perdón y a la reconciliación.

“Ahora que se cierra el conflicto con las Farc, los mecanismos de reparación deben fortalecerse. Esta gran tarea queremos hacerla de la mano con las víctimas”, explicó Jara.

 

 

 
Al Encuentro asistieron más de 300 víctimas y sobrevivientes del conflicto armado en el Huila.//
Fotos Sergio Reyes/ Gobernación del Huila 

 

 

 

Comentarios

comentarios