La solicitud al Gobierno Nacional de atender a las víctimas del Caquetá fue presentada por el diputado William Sánchez Amaya.
La Asamblea Departamental del Caquetá, ante la nueva etapa que presenta el proceso de diálogos por la paz y la revisión de algunos puntos de los acuerdos de La Habana, Cuba, especialmente el relacionado con la participación de las víctimas; le solicitan al Presidente de la República, que tenga en cuenta a un grupo más amplio de víctimas del conflicto armado en Colombia que pertenezcan al departamento del Caquetá.

La idea es que dialoguen con las Farc y los voceros del Gobierno Nacional en Cuba, sobre sus hechos victimizantes y la indemnización que les pueda brindar el grupo insurgente para obtener una verdadera reconciliación de los caqueteños y el pueblo colombiano en general, que aún padecen las consecuencias de la guerra por tener familiares asesinados, secuestrados y desaparecidos y estar el proceso de paz terminando sin ninguna luz de esperanza o verdad sobre la situación de sus seres queridos.

Según expresaron los diputados dentro de las 60 víctimas que escogieron las entidades delegadas para participar en el proceso de paz con las Farc y que tuvieron la oportunidad de viajar hasta Cuba por el departamento del Caquetá; participó la Constanza Turbay Cote, quien por ser víctima de la violencia de una manera cruel y desgarrada, no vive en el departamento desde hace cerca de veinte años, razón por la cual los caqueteños no se sienten representados; pues por razones obvias no interactúa con los cientos de víctimas del territorio.

Los diputados sugirieron al Jefe de Estado sean tenidas en cuenta en un número no inferior a diez familias para llevar a cabo la interlocución, asimismo sugirieron que estas personas sean escogidas, de ser posible por monseñor, Omar de Jesús Mejía Giraldo; el Gobernador del Caquetá; la Defensoría del Pueblo y la Asamblea Departamental.
 

Comentarios

comentarios