Fotos: Sergio Reyes.

Fotos: Sergio Reyes.

Como estaba previsto el Concejo de Neiva aprobó este miércoles el tan esperado proyecto por el cual se crea una política pública para afrontar el fenómeno social de los asentamientos subnormales que ha venido creciendo en los últimos años en la ciudad.

La iniciativa de la Alcaldía de Neiva había sido presentada como un proyecto de acuerdo que crea una política pública de mejoramiento de asentamientos humanos informales, que tiene como alcance brindar mecanismos, estrategias, directrices, capacidad administrativa y financiera a la Administración Municipal para mejorar las condiciones de habitabilidad de las personas y familias informales.

“El objetivo es mejorar la situación socioeconómica de las familias que habitan en los asentamientos informales, organizar el desarrollo físico espacial y recuperar las condiciones ambientales y de habitabilidad del territorio”, explicó en su momento el Alcalde Rodrigo Lara Sánchez.

Y es que la preocupación de las autoridades es el aumento permanente de asentamientos. En el año 2000 se contaban 55 y hoy la cifra es de 132, que albergan 38.576 habitantes, el 11.3% de la población neivana. La Comuna 8 es la más impactada con el flagelo.

“Es un problema que buscamos atender con responsabilidad por la condición social y humana que implica, además para el desarrollo de Neiva, pues son muchas las dificultades que arrastra tener unas personas en vulnerabilidad”, dijo el Alcalde.

Rafael Yepes, director de Planeación del Municipio, dijo que no es posible calcular el costo total de la legalización urbanística, “pues es un proyecto a desarrollar a varios años y en varias administraciones”, aunque sólo el proceso inicial de planeación está calculado en $11.327 millones.

“Dentro de los mecanismos para obtener los recursos de inversión se consideran la valorización, la plusvalía, el régimen fiscal municipal, impuesto predial”, explicó el funcionario.
 
Plan de acción

La primera tarea será identificar, caracterizar los asentamientos informales de la ciudad; prevenir la formación y controlar el crecimiento de sitios informales en el municipio; adelantar los procesos para determinar acciones, programas y proyectos que consolide la gestión de gobierno para mejorar las condiciones de hábitat de los asentamientos.

“E implementar instrumentos y estrategias para la financiación y ejecución de las acciones, programas y proyectos de la política pública. Y luego ejecutar las acciones, programas y proyectos para renovar las condiciones de vida de la gente”, manifestó Yepes.

El Municipio aplicará sanciones a los responsables por infracciones urbanísticas; se interpondrán denuncias por invasión de tierras o urbanización ilegal; se velará por la defensa y protección de zonas de protección ambiental y áreas protegidas; y se capacitará a la comunidad residente en procesos de reconocimiento, legalización y control.

“Se establecerán planes de formación para el trabajo, emprendimiento y vinculación laboral de la población de los asentamientos informales”, concluyó Yepes.
 

Comentarios