Hernán Andrade, vocero del Partido Conservador.
En la condición de vocero del Partido Conservador, le correspondió el uso de la palabra al senador Hernán Andrade.
 
¿Por qué inició su intervención evocado al fallecido dirigente Álvaro Gómez Hurtado?

Traje el recuerdo de la memoria de  un hombre profundamente conservador, vertical, recio y, acaso, el más duro contra la guerrilla y toda forma de criminalidad, Álvaro Gómez Hurtado, quien antes que Álvaro Uribe simbolizó en Colombia la mano dura contra la guerrilla.
 
¿Y qué decía?

Citando a Bolívar decía que “la gloria está en ser grande”, y el sí que lo era. Por eso decía que no había que detenerse en pequeñeces. Cuando escucho a muchos del No, los veo pegados de ellas frente al paso tan grande que estamos ad portas de dar los colombianos.
 
¿Por ejemplo cuáles pequeñeces?

La oposición a la participación en política de los jefes de la guerrilla es una pequeñez, al lado de la aspiración de que nadie sea perseguido o asesinado por sus ideas políticas. La cárcel para los jefes guerrilleros es una pequeñez frente a la tragedia nacional que ha representado más de 50 años una  guerra que ha desplazado y asesinado a miles de colombianos. La crítica a los apoyos transitorios para la reinserción es una pequeñez comparada con el gasto militar que nos tocó dedicar por cuenta de la guerra, con el consecuente pasivo social. Anteponer el interés de las próximas elecciones para dejar de pensar en las nuevas generaciones es una pequeñez y una falta evidente de grandeza.
 
¿Gómez Hurtado habría apoyado este Acuerdo?

Estoy seguro de que sí, porque lo demostró en vida: fue capaz de perdonar a su captores, apoyar su proceso de paz, reconocerlos como actores políticos y hasta hacer coalición con ellos en la copresidencia de la Asamblea Nacional Constituyente, dignidad que compartió con el recién desmovilizado Antonio Navarro. Se demostró que se puede ser flexible sin renunciar a los principios.
 
¿Consecuentes con ese ideario de Gómez y de otros expresidentes conservadores es que se la juega con la paz?

Sí, y porque ya la negociación del Acuerdo, el cese acordado, está demostrando la disminución de la violencia y que la paz es el mejor camino para restablecer el orden y la autoridad.
 
En su intervención habló de la relación del Partido con el Acuerdo y el campo. ¿Qué significa?

El Partido Conservador ha sido y será el partido de los campesinos colombianos. Basta decir que la mayoría de nuestras bases está en los campos y las veredas del país. Los acuerdos de paz procuran el acceso de la tierra sin afectar la propiedad privada y legítima de la tierra.  Los conservadores queremos un país de propietarios de la tierra y los acuerdos de paz nos permiten avanzar en ese sentido.
 
Congreso

¿Tiene la legitimidad el Congreso para refrendar acuerdos de paz?

Claro que la tiene. Fueron 14 millones 310 mil colombianos en marzo de 2014 quienes nos otorgaron el mandato de representarlos aquí, que libremente decidieron que seamos sus voceros de los intereses comunes. Además, el preámbulo de nuestra Constitución Política consagra como uno de los valores asegurar la consecución de la paz, siendo precisamente uno de los fines esenciales del Estado la convivencia pacífica.
 
Desde el No critican insistentemente la refrendación de los acuerdos de paz en el Congreso. ¿Qué opina?

Yo pregunto: ¿cuántos procesos de paz se han realizado y firmado en Colombia? ¿Cuántos? En nuestra historia reciente, que recuerde, con el M-19, con el Quintín Lame, con el PRT, con sectores disidentes del Eln y las Autodefensas Unidas de Colombia. ¿Cuántos tuvieron refrendación popular?  No recuerdo haber votado por el Acuerdo de Ralito. ¿Alguien lo recuerda?
 
¿Qué viene para el Acuerdo en el Congreso?

Esta refrendación política es sólo un paso. La verdadera labor de esta Corporación estará en la implementación, vía reforma de la constitución y expedición de leyes, de lo acordado. Aquí estará el partido Conservador, fiel a su ideario.
 
El mensaje final de su participación llamó la atención…

Desde mi campaña al Senado, año 2013, les dije a los colombianos “La Paz es contigo”. Hoy lo repito con mayor convicción: “La paz es grandeza, la paz es contigo”.
 

Comentarios