Foto: Carlos Julio Martínez.

Foto: Carlos Julio Martínez.

130 representantes a la Cámara le dieron el Sí al nuevo acuerdo de paz con las FARC. Con la decisión, el Congreso colombiano se alista para el inicio de la fase de implementación.
 
En los cálculos del presidente Juan Manuel Santos, el ‘Día D’, en el que se empezaría a materializar la voluntad de las FARC de abandonar la lucha armada, era el 3 de octubre. El gobierno y la guerrilla esperaban que el pueblo colombiano, en las urnas, el día del plebiscito, refrendara el acuerdo de paz firmado en Cartagena de Indias. Pero lo que en realidad sucedió fue lo contrario. La mayoría del pueblo no salió a votar, y el 51% de los que lo hicieron rechazaron el acuerdo.

Lo que sucedió después el país lo conoce. Un mes de negociaciones entre el gobierno y los líderes que ganaron el plebiscito, una semana frenética en La Habana, y un nuevo acuerdo de paz, el que se firmó en el Teatro Colón. Un nuevo documento que también debía ser refrendado popularmente para que pudiera implementarse, es decir, para que pasara de las 310 páginas del papel a la vida real. Y como el Congreso, a la luz de la ley, representa a todo el pueblo colombiano, pues la refrendación se hizo bajo techo, en el Capitolio. El Senado lo hizo el martes, a la Cámara de Representantes le tocó este miércoles.

Por eso, a las 8:43 de la noche, cuando el secretario de la Cámara de Representantes anunció la votación con la que se refrendó el nuevo acuerdo de paz, 130 votos a favor, ninguno en contra, también se le dio la bienvenida al señalado Día D. Parecía como si el país se hubiera regresado 60 días en el tiempo, y en lugar del 30 de noviembre, se tratara del 3 de octubre.

Mientras la Cámara de Representantes adelantaba un largo, tedioso, pero intenso debate de refrendación, el presidente Santos fue quien anticipó la llegada del Día D. Lo hizo en la Escuela de Cadetes de la Policía Francisco de Paula Santander, en Bogotá, durante la ceremonia de ascensos de oficiales de la Fuerza Pública. Lo hizo con la confianza de que horas después la Cámara tomaría la misma decisión del Senado, y completaría la refrendación popular del nuevo acuerdo de paz.

El Día D no solo es el día después de la refrendación del acuerdo, sino prácticamente el primero en el que comenzará el término para que las FARC entreguen todas sus armas.

Es quizás el día señalado para la fase de implementación del proceso de paz. Se instala el mecanismo de verificación del cese al fuego por las Naciones Unidas, comienza a correr el cronómetro para la instalación de las zonas de concentración, para el agrupamiento de los guerrilleros, y la mencionada dejación de armas.

Las cuentas del presidente Santos son más específicas. “En cinco días comienza el desplazamiento de las FARC hacia las Zonas Transitorias Veredales, para que allá se concentren todos los miembros de las FARC, durante los próximos 180 días. Allá comienza el proceso de desarme. En el Día D más 150, todas las armas de las FARC estarán en manos de las Naciones Unidas y las FARC dejarán de existir como grupo armado ilegal. En un mes todos los miembros de las FARC deben estar ya en estas Zonas Veredales y en seis meses tendremos el conflicto con las FARC totalmente finiquitado”.

Lea todo el artículo aquí:

➜ http://bit.ly/2g93Wv6
 
 
 

Comentarios