Está entrenado, tiene su olfato desarrollado, no falla, es efectivo y muy obediente, siempre está atento ante cualquier eventualidad y peligro; este es Douglas, el canino que ha permitido desactivar varios explosivos salvando la vida de civiles y las tropas del Ejército en el Huila.

En su última acción heroica, el agudo olfato de Douglas, un canino entrenado para ubicar artefactos explosivos, permitió a los soldados del Batallón de Infantería No. 27 ‘Magdalena’ de la Novena Brigada, el hallazgo de un ‘cilindro bomba’ en zona rural del sur del Huila.

El desarrollo en días pasado de una Jornada de Apoyo en la vereda San Marcos del municipio de Acevedo, fue decisiva para fortalecer la Red de Aliados para la Prosperidad, que en esta ocasión brindaron información de la posible presencia de áreas con amenaza de artefactos explosivos sembrados en el pasado por integrantes de las Farc.

Con los datos suministrados, las tropas concentraron sus labores de desminado en la vereda La Ilusión de Acevedo en el sur del Huila. Tras los protocolos de rigor ‘Douglas’ alertó mediante la señal de positivo para la presencia de explosivos.

La inspección permitió la ubicación de un cilindro cargado con explosivos con una capacidad destructiva de 50 metros a la redonda. Según el parte técnico el artefacto había sido instalado por integrantes del Frente Tercero ‘Oswaldo Patiño’, tres años atrás.

En el norte del Huila
En la vereda Los Laureles del municipio de Baraya, esta vez unidades del Batallón de Artillería No. 9, ‘Tenerife’, ubicaron un segundo artefacto explosivo que de inmediato fue destruido controladamente.

La siembra de la trampa mortal se le atribuye a integrantes del Frente 17 ‘Angelino Godoy’ de las Farc, estructura que hacia presencia en esta zona del Departamento, recurriendo al empleo de armas ilegales de guerra para frenar el avance del Ejército hacia sus zonas campamenterias.

A pesar del tiempo, la presencia de estos artefactos sigue siendo una amenaza para la población campesina, de ahí la importancia de informar a las autoridades competentes al descubrir elementos sospechosos, para que éstas procedan con todas sus capacidades en pro de la seguridad de la comunidad.

 

Comentarios