Con visitas sorpresas las autoridades de salud y la Policía Metropolitana de Neiva están recorriendo todos los establecimientos y expendios de cárnicos en la ciudad con el fin de certificar el cumplimiento de las normas fitosanitarias.

Durante operativos de vigilancia y control realizados por la Secretaría de Salud de Neiva en apoyo con la Policía y el Invima, se decomisaron 383 kilos de carne, que no cumplían con las normas sanitarias necesarias para su expendio.

Es así como las autoridades sanitarias, a través del área de salud ambiental, adelanta labores de verificación del producto en cuarto frío en la zona de Mercaneiva, lugar de venta masiva de carne en la ciudad.

La carne decomisada fue trasladada por el equipo de salud ambiental a las instalaciones de Ceagrodex para los procedimientos que incida la norma de salud y evitar cualquier situación de intoxicación que se pueda presentar con este tipo de producto que no cumple con las especificaciones necesarias para el  consumo.
 

Comentarios