Con palabras contundentes y claras el Concejal Mateo Trujillo le expresó su inmensa preocupación al Alcalde Rodrigo Lara Sánchez por el tema de la planeación y ejecución de las millonarias obras del Sistema Estratégico de Transporte Público de Neiva, que según sus argumentos no van por buen camino.


En una carta el cabildante recogió todos sus planteamientos, análisis y conclusiones sobre este tema, este escrito fue entregado al mandatario de los neivanos y dado a conocer a la opinión pública en las redes sociales, siendo apoyado por muchas personas que la leyeron.


Aquí la carta

Señor Alcalde,

Quiero manifestarle nuevamente mi preocupación por la forma en que se ha estado planificando el Sistema Estratégico de Transporte Público de Neiva (SETP) y, específicamente, la construcción de los llamados intercambiadores viales de la USCO y de la Avenida La Toma.

Según algunos especialistas, desde el punto de vista técnico no es clara la conveniencia de estas obras que se proyectaron para mejorar la movilidad sin tener en cuenta el esperado “Plan Maestro de Movilidad”; las cuales al parecer no son en realidad intercambiadores sino pasos elevados.

El intercambiador de La Toma con carrera 16, en particular – cuyos diseños y construcción fueron contratados el 30 de diciembre del 2015 – estaba proyectado en el documento Conpes para hacerse sobre la 16 al frente de la Estación del Ferrocarril, con el fin de mejorar la movilidad vehicular desde el centro hacia el oriente de la ciudad.

Sin embargo, cuando se percataron de que la Estación era patrimonio histórico y que, por tanto, no se podía afectar, decidieron reubicarlo en La Toma con base en unos estudios en los que no aparece su autor y que, según los expertos que he podido consultar, son de dudosa rigurosidad técnica. Estos documentos se me entregaron sólo hasta este año. Persiste la duda de si dicha obra facilitará la circulación hacia el oriente dado que al desembocar en barrios con calles estrechas – como lo son las de atrás del estadio –sepodría generar un cuello de botella.

Esta obra se construirá entre el estadio de fútbol y la torre materno infantil del Hospital Universitario, obras que son motivo de vergüenza para los neivanos y huilenses. No quisiéramos que tuviéramos otro monumento a la improvisación y falta de planificación en la ciudad.

En mi labor de concejal de Neiva, he intentado en la medida de mis capacidades y recursos plantear el debate sobre este tema tan importante, expresando siempre mis inquietudes con argumentos y documentos.

El gerente del SETP me envió hace poco los estudios técnicos que le había solicitado y después de estudiarlos con personas conocedoras del tema, le volví a manifestar mi preocupación. El gerente simplemente me dio las gracias por la sugerencia, aunque me hubiese gustado que asumiera una posición más proactiva para garantizar el uso eficiente de los recursos públicos de los neivanos.

Sobre todo porque recientemente la Secretaria de Hacienda expresó en el Concejo que se tendrían que desfinanciar otros proyectos –no especificó cuáles– para poder atender los pagos del Municipio relacionados con el SETP. Lo anterior me preocupa porque entiendo que a muchos contratistas no se les ha pagado oportunamente y porque no quisiera que se ponga en peligro la financiación de proyectos sociales de vital importancia para los neivanos.

Según los especialistas consultados, en caso de ser necesario por las restricciones presupuestales se podrían estudiar alternativas basadas en un buen sistema de semaforización y señalización. De esa manera, en vez de gastar más de $60 mil millones de pesos en estas obras, estos recursos se podrían invertir más bien en mejorar el resto de la malla vial de la ciudad que se encuentra en tal mal estado, por dar un ejemplo.

Asumiendo mi responsabilidad de concejal de los neivanos, le reitero mi interés de que estos proyectos (que vienen de administraciones anteriores) se revisen profundamente para evitar casos desafortunados como el del estadio de fútbol. La Administración tiene los recursos para aclarar estas dudas y planteárselas también a las entidades del orden nacional.
Quedo atento a ver cómo se pueden despejar las dudas y se puede asegurar la planificación y ejecución eficiente de este proyecto tan importante.

Comentarios