Fotos Julio Aya

Fotos Julio Aya

El patrullero de la Policía, adscrito al CAI de Galindo, Carlos Mauricio Araujo Bahamón, quien se movilizaba en el automóvil de placas CQI-607, protagonizó un aparatoso accidente de tránsito, tras chocar contra el taxi de placas TGZ-615 y luego embestir a Gladys Rodríguez Paramo. Al parecer se quedó dormido manejando y en la prueba de alcoholemia, realizada por peritos de la Policía de Tránsito, le dio positivo para grado uno.

Tremendo susto vivió el taxista, Didier Reyes, quien al ver que el automóvil de placas CQI-607, conducido por el patrullero Carlos Mauricio Araujo, se le vino encima, maniobró hacia el costado derecho de la vía, sin embargo alcanzó a ser impactado por el uniformado, quien después al parecer hizo caer a la motociclista Gladys Rodríguez Paramo.

El accidente de tránsito, ocurrió ayer en la Calle 41 con Carrera 19, barrio Prado Norte, Comuna Nueve de la capital huilense. Según indicó, el taxista Didier Reyes, quien fue estrellado por el uniformado “yo iba por mi carril y vi que el carro se me vino encima, maniobre el carro hacia el lado derecho y cuando sentí fue el golpe. No llevaba pasajeros y después del hecho, le dije el patrullero, ¡venga que le pasó! Y me contestó ¡venía como dormido!

En el accidente de tránsito, resultó herida Gladys Rodríguez Paramo, quien iba detrás del vehículo de servicio público en la moto de placa GFS 53D. Minutos más tarde, la mujer fue auxiliada por paramédicos de Saludláser, quienes la trasladaron a la Clínica de Fracturas, donde la valoró el médico de turno y encontró que había padecido un trauma en el pecho.

En este sentido, el hijo de la mujer afectada, José Hernando Llanos, indicó “a mí mamá la están valorando, por fortuna se encuentra estable”.

“Determinaciones contundentes”

Con relación al choque vehicular, donde se vio involucrado, el uniformado Araujo, el coronel Nelson Quiñones, subcomandante de la Policía Metropolitana de Neiva, señaló “es un caso desafortunado, donde uno de nuestros policías que se dirigía a prestar el servicio, tuvo un accidente de tránsito”.

Y en cuanto a las posibles acciones a tomar de comprobarse, si el uniformado se encontraba en estado de alicoramiento, el oficial agregó “en el momento estamos esperando los reportes oficiales de la Policía de Tránsito que se encuentra realizando el procedimiento, para tomar las determinaciones, que si llega el caso de estar en estado de embriaguez van a ser contundentes”.

La prueba

Con el fin de despejar las dudas, sobre si el uniformado, conducía o no en estado de embriaguez, un oficial, solicitó a los peritos de la Policía de Tránsito y Transportes Seccional Huila, realizar la prueba al efectivo, que en el primer momento dio 0.90 % y en un segundo examen o contraprueba, tuvo un porcentaje de 0.89 %, que da grado 1de embriaguez.

·      Con información de OLE MI DIARIO.
 

 

Comentarios

comentarios