La revolución industrial significó un enorme avance para la humanidad desde algunos puntos de vista, pero destruyó buena parte de nuestra cultura. La producción en serie, las cadenas de montaje, todo en busca de la eficiencia y en detrimento de la creatividad y del individuo. Pero la eficiencia tuvo su premio y generó riqueza para muchos, posiblemente muchos más que en cualquier otro momento de la historia. Esta era ha cumplido un ciclo y es tiempo de poner los pies en la nueva realidad.
 
Hoy en día necesitamos volver a la característica innata de los Huilenses y es la creatividad del artesano, pero la artesanía digital, donde se premie la creatividad del individuo en un ambiente que lo promueva. La pregunta es: tenemos el acuario para permitir que nuestra nueva generación nade o “navegue” en su mejor ecosistema?…
Que tendrán en común estas 10 ciudades que listo a continuación: Seúl, Singapur, Tokio, Hong Kong, Estocolmo, San Francisco, Tallinn, Nueva York, Beijing y Songdo… podríamos decir fácilmente que son las ciudades del mundo más desarrolladas. Se trata del ranking mundial de las ciudades tecnológicas en su orden. Para estar en este listado unos de los aspectos evaluados fueron: número de líneas de banda ancha disponibles en los hogares, acceso a redes inalámbricas (hot spots) disponibles en las ciudades y apoyo del gobierno a la cultura tecnológica. Lo que nos podría permitir inferir que algo debe de haber en la relación existente entre ciudad digital y ciudad prospera y desarrollada.
 
La ciudad de Neiva debería actuar en esta dirección preparando el terreno de inmediato para que nuestra ciudad se destaque a nivel nacional y por qué no regional como una de estas ciudades que exportan conocimiento. Para hacer esto, una ciudad del conocimiento debe estar soportada en una alianza tripartita fundamental: Gobierno, academia y empresa. El gobierno es un actor fundamental en la medida que debe comprometerse a cumplir con su papel promotor y facilitador creando condiciones que posibiliten la expansión de la iniciativa privada. El sector privado conformado por las empresas cuyo objetivo es generar bienes y servicios útiles a la sociedad que le permite satisfacer necesidades. Y los artesanos del futuro que deben salir de las facultades de sistemas de las universidades de la ciudad.
 
Sería posible que Neiva empezara a pensar en el desarrollo de un Barrio Tecnológico que promueva la generación de empleos a través de incentivos impositivos para la radicación de empresas de informática y comunicaciones en un área de la ciudad, con una novedad, que sería que el programa previera un espacio donde se trabaje, se estudie y se viva, y lo más importante que atraiga capitales y que las empresas tuvieran beneficios tributarios. Y como lo han hecho en Buenos Aires en Argentina donde los habitantes que sean los empleados y que se muden al Barrio Tecnológico, también pudieran acceder a las exenciones de impuestos y a líneas de créditos a tasas preferenciales. Suena utópico pero solo se necesita de voluntad política y visión de futuro para crear la ciudades que soñamos.

Comentarios