Con varios cambios significativos en las rondas sampedrinas, la Administración Municipal les dio una nueva cara, una fiesta popular que incita a niños, jóvenes y adultos a redescubrir las tradiciones culturales.

Cuentan los abuelos que en épocas pasadas los días de San Juan y San pedro iniciaban desde las 4:00 a.m. con aguardiente en mano repartiendo a todos los vecinos; en todas las casas se disfrutaba en familia de la matada y asada del marrano, todos compartían entre sí un delicioso plato de asado, cualquiera de nuestros antecesores afirma con fuerza y vigor que los san pedros de antes eran mejores, porque había hermandad, una época en la que todos los vecinos eran una sola familia, no habían discordias entre ellos y sobre todo porque antes los bailes, danzas y comidas eran más autóctonos.
 
RECUPERACIÓN DE LAS FIESTAS
Sin embargo, aunque por años esta tradición fue desapareciendo, hoy las comunas y corregimientos no están viviendo nada diferente al pasado con las rondas sampedrinas que han servido como preámbulo al Festival del Bambuco, han sido la entradilla a estas fiestas populares que han tenido una excelente acogida entre el público opita.

Las rondas sampedrinas volvieron al pueblo, a las calles, a la gente, a donde en realidad pertenecen y esta ha sido la mejor elección que tuvo la Secretaría de Cultura que la aceptación ha sido extraordinaria.

Niños y jóvenes están creyendo en la tradición, la están viviendo y conociendo, la interpretación perfecta de cada sanjuanero bailado da certeza de ello.
Las rondas de motivación sampedrina han cultivado en los neivanos el sentido de pertenencia por la tierra de promisión, por cada uno de los símbolos que nos identifican y por reconocer que todos somos de una misma región.

“Es indudable que el ajuste que le hicimos a las rondas sampedrinas fue un éxito, maravilloso, el hecho de estar en la alborada, de compartir con toda la comunidad, el haber involucrado de manera respetuosa y escuchada a cada uno de los barrios, a los líderes comunitarios, a los gestores culturales; ha sido una experiencia enriquecedora que da sus frutos, las rondas sampedrinas en 2017 están marcando derrotero en el marco del preámbulo del Festival del Bambuco”, manifestó Raúl Rivera, secretario de Cultura Municipal.

Fortalecillas ofrece a sus habitantes un día lleno de cultura, es cierto que las mejores fiestas se viven en los corregimientos, desde las 5 de la mañana con ponchos y sombreros con banda papayera el parque principal olerá a los más deliciosos bizcochos de achira anunciando que las fiestas sampedrinas están por llegar.

Las candidatas con su interpretación del Sanjuanero Huilense van demostrar porqué la tierra de las achiras es llena de cultura y tradición. Este domingo ‘todos los caminos conducen a Fortalecillas’.

Hoy, la Comuna Uno también está de fiesta, la verbena popular llegará a este sector capitalino.

 
 
 
 
 
 
 
 

Comentarios