Con una extensión de 31.647,63 hectáreas en jurisdicción de los municipios de Algeciras, Gigante y Garzón; un paisaje único, inédito, con más de 210 especies de fauna y flora; el Cerro Páramo de Miraflores en el Huila se ratifica como una de las joyas de la naturaleza colombiana y mundial.

 
Actualmente es uno de los escenario naturales más importantes de la región está cumpliendo 12 años de hacer sido declarado como Parque Regional del Huila. Esta área fue declarada por la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM como Parque Natural Regional “Rigoberto Urriago” desde el año 2005, lo que le permite estar blindada del desarrollo de cualquier tipo de actividad minero energética e incluso agropecuaria. Esta protección conlleva a la zona a permanecer en un estricto estado de conservación.

 
Expedición científica
 
Y precisamente por la gran cantidad de servicios ecosistémicos que brinda este parque regional, por primera vez en su historia se realizó una expedición científica al Cerro Páramo de Miraflores.

 
El recorrido que duró 24 días y en la que participaron 25 expedicionarios,  fue el resultado de un trabajo articulado entre el Grupo de Investigación Biodiversidad de Alta Montaña de la Universidad Distrital de Bogotá, la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM, el Batallón de Infantería No. 26 Cacique Pigoanza y la comunidad de la zona.

 
El objetivo de esta expedición era caracterizar la biodiversidad del Cerro Páramo de Miraflores, identificando la fauna, la flora, analizando la diversidad, las especies promisorias e identificando otras con importancia para la conservación.

 
De acuerdo a los investigadores, el área de estudio tuvo una extensión de 19.751 hectáreas entre los  2.600 hasta los 3.400 metros sobre el nivel del mar y las zonas de muestreo se desarrollaron en zona rural del municipio de Garzón.

 
Los hallazgos
 
Los expedicionarios obtuvieron importantes resultados en el conocimiento de la diversidad del Cerro Páramo de Miraflores, entre los que se incluyen vertebrados de los grupos de Anfibios, Aves, Mamíferos y Flora.

 
Durante el desarrollo de la expedición se destaca la obtención de 526 y 816 registros para fauna y flora respectivamente. Dentro de estos registros se hallaron 114 especies de fauna (Anfibios: 33, Aves: 61, Mamíferos: 20) y 63 géneros de plantas. Muchas de las especies presentes en Miraflores aportan nuevas distribuciones antes desconocidas para la ciencia, así mismo cabe la posibilidad de encontrarse frente a casos de nuevas especies, lo cual todavía es objeto de estudio. 

Para Abelardo Rodríguez Bolaños, director de la expedición y docente de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, el Cerro Páramo de Miraflores es una joya nacional, es una zona con un estado de conservación altísimo en las partes más altas, en el área de páramo y en el bosque andino y subandino.

 
“Encontramos lo que nosotros llamamos conjunto de especies que son indicadoras de hábitat muy conservadas, especies que están en alguna categoría de riesgo, especies carismáticas o bandera, es decir, especies muy importantes para la conservación como el oso de anteojos y el puma, carnívoros grandes con unos altos requerimientos de hábitat que indican que el bosque está muy bien conservado”, explicó el Director de la expedición.

 
Así mismo, para el investigador, se encontró un conjunto de especies endémicas, es decir, que sólo se dan en esta región del país y con unas distribuciones muy restringidas.

 
“En cuanto a la flora, el estudio que adelantaron los ingenieros forestales de la Universidad Distrital durante la expedición, arrojó que existen dos plantas sobre las cuales tenemos una sospecha que pueden ser nuevas especies para la ciencia, eso está por comprobarse hasta no adelantar el respectivo estudio”, resaltó el investigador.

 
Altísimo grado de conservación
 
De acuerdo con Carlos Alberto Cuéllar Medina, director de la CAM, los resultados del grupo de investigadores indican que estamos de frente a un páramo con un altísimo estado de conservación.

 
“La identificación de 210 especies que lograron ser caracterizadas de diferentes grupos poblacionales tanto de flora como de fauna es muy importante. Además, se encontró registro de especies que nunca antes habían sido reportadas en este rango longitudinal de páramo en el país y en el Huila”, expresó Cuéllar Medina.

 
Y es que para el Director de la CAM, este tipo de expediciones son de altísimo valor ecológico, pero también indican que se debe hacer un mayor esfuerzo de muestreo, por lo tanto, deberán venir nuevas investigaciones que permitan profundizar sobre la importancia de estas especies científicas.

 
“Se registró la presencia de un buen número de especies sombrilla que son especies indicadoras de un equilibrio ecosistémico y eso es producto de esas figuras de conservación, que como el caso de Miraflores, lleva 12 años declarado como Parque Natural Regional y no permite ningún tipo de intervención”, enfatizó el representante de la autoridad ambiental del Huila. 

 

Comentarios