LA NACIÓN

neiva@lanacion.com.co

En Colombia, las cifras que hablan acerca de la inasistencia alimentaria, la cual se define como el incumplimiento sin justa causa de la prestación de alimentos a hijos, padres y/o cónyuges, son elevadas pues se habla de un aproximado de 100.000 demandas anuales por esta razón.

Mensualmente, miles de personas interponen este tipo de peticiones con el objetivo de recibir algo de dinero que ayude a mitigar los gastos que un hijo conlleva.

Es por eso que si usted está pasando por esta situación o por una similar, tenga en cuenta que debe hacer, como y ante que entidades.

 

Carlos Alberto Perdomo

Abogado

¿Qué significa una demanda por inasistencia alimentaria?

Es la instancia jurídica en la que una persona ejerciendo custodia en representación de un menor de edad o de otra persona mayor de edad que cumple unas condiciones especiales acuda ante un juez de la república para hacer valer sus derechos fundamentales como lo son los alimentos, entiéndase como alimentos, el derecho a la nutrición, a la salud, a la educación, al vestuario y recreación, obligación que se adquiere su condición de padres y se hace extensiva a tíos, hermanos, abuelos. Dicho compromiso en ocasiones para poderse exigir deben quedar plasmados en actas o acuerdos o sentencias judiciales lo que conlleva el cumplimiento y pago de una cuota alimentaria y dicho incumplimiento es el que genera el accionar de la administración de justicia que puede ejercerse en la jurisdicción de familia o en la penal cuando la parte que se compromete con ese deber económico de manera injustificada omite y vulnera el derecho que le asiste a quien le reclamo alimentos.

¿En qué momento es apropiado interponer una demanda de este tipo?

Es preciso iniciar las acciones pertinentes cuando se vea vulnerado o se evidencia el riesgo inminente de ausencia  de los elementos básicos fundamentales para la subsistencia del ser humano, ya que en Colombia son miles los casos de menores que padecen la insistencia de alimentos por sus progenitores. Y es apropiado reclamar alimentos en el  momento en que por voluntad propia quien está obligado a suministrarlos no lo hace.

¿Hay algunos pasos que se puedan llevar a cabo antes de acudir a una demanda?

Sí, en Colombia la ley otorga facultades y competencia para dirimir conflictos de familia, de custodias entre otros el de regulación y cuotas de alimentos a varias entidades públicas y privadas, es decir que para tramitar y constituir cuota alimentaria se puede acudir ante el instituto Colombiano de bienestar familiar por intermedio de sus defensores de familia se pueden realizar audiencias de conciliación en donde los progenitores pactan de mutuo acuerdo una cuota alimentaria , así mismo estas audiencias de conciliación se pueden realizar ante los centros de conciliación de las cámaras de comercio o ante los centros de conciliación de las notarías.

¿Cómo se debe hacer?, ¿ante qué entidad se puede interponer la demanda de alimentos?

Se puede interponer la demanda de alimentos ante un juzgado de familia, para el trámite de la radicación de la demanda se debe acompañar el registro civil de nacimiento del menor o de la persona al que se le debe suministrar alimentos con el fin de acreditar el parentesco de a quien se le va a reclamar, así mismo si con anterioridad se agotó la etapa de conciliación se debe anexar el acta o constancia de conciliación expedida por el funcionario que represento la entidad competente para agotar dicha etapa, es un trámite muy sencillo teniendo en cuenta que los jueces de la republica ante todo deben velar por el bienestar de los derechos del menor.

Para llevar a cabo una demanda de alimentos la persona puede estar representado por un abogado especial o defensor público en el proceso de alimentos en aras de garantizar el bienestar y la vida digna, se pueden solicitar medidas cautelares que garanticen tal fin, es decir que se pueden embargar los bienes de la persona que está obligada a suministrar alimentos.

¿Qué sucede si se incumple con la cuota establecida?

En Colombia, como en otros países, la obligación de suministrar alimentos se ha tipificado como una conducta penal, la inasistencia alimentaria como lo consagra nuestra legislación penal en su artículo 233 el que se sustraiga sin justa causa a la prestación de alimentos legalmente debidos a sus ascendientes, descendientes, adoptante, adoptivo conyugue o compañero permanente incurrirá en sanción penal, es decir que esta conducta es conocida por un juez penal, quien estará encargado de imponer al incumplidor la sanción penal que la ley ha establecido, de la actuación procesal se encargara la fiscalía general de la nación por intermedio de sus delegados  y para accionar la administración de justicia basta con quien representa a quien se le debe a alimentos de manera directa o indirecta se acerque a las unidades de reacción inmediata de la fiscalía, e interponga la denuncia que puede ser en forma verbal o escrita.

Comentarios

comentarios