Andrea del Pilar Bautista Perdomo

andepibape@hotmail.com

Dulce Amargo nuevo proyecto; aunque las licencias por matrimonio no se encuentran determinadas dentro del derecho laboral privado, podrán ser otorgadas por el empleador en los términos que este establezca en las disposiciones internas de la compañía. Pero dentro de muy poco tiempo este proceso podría quedar dentro de la ley colombiana, el proyecto de ley busca establecer licencia laboral para recién casados.  Por estos días el Representante Silvio Carrasquilla Torres, radicó ante el Congreso de la República el Proyecto de Ley No. 033 de 2017 de Cámara “Por medio del cual se establece la licencia matrimonial como incentivo para la base familiar”. Esta iniciativa tiene por objeto esencial el reconocimiento de una licencia laboral a aquellos trabajadores que hayan contraído matrimonio, ya sea civil o religioso y así ayudar al fortalecimiento de la base familiar. De tal modo, que todo trabajador puede tener derecho a una licencia remunerada de cinco (5) días hábiles, luego de haber contraído matrimonio, la cual podrá hacerse efectiva únicamente durante el mes siguiente de haberse llevado a cabo el mismo. Sin lugar a dudas, el matrimonio es la base de la familia, y la familia el núcleo fundamental de la sociedad, se busca se garantice a los colombianos una semana de licencia post matrimonial para que puedan disfrutar de tiempo de calidad como parejas recién casadas y así seguir fortaleciendo la protección integral de la familia.   Para los trabajadores resultaría totalmente valedera y aceptable en la medida que da la posibilidad del disfrute del matrimonio y sin la posibilidad de reparo alguno del empleador; como lo sustenta el proyecto generaría motivación para que los colombianos unan sus vidas en vínculo matrimonial; cabe anotar que para el sector empresarial este tipo de proyectos no caen bien y no son de buen recibo precisamente por lo que esta generaría, como la baja en la productividad de las organizaciones, el incremento de ausentismo y los sobrecostos que esto implica por tratarse de licencias remuneradas. Si bien es cierto suena generoso por tratarse de bienestar, unidad, dignificación entre otras en los trabajadores y su cónyuge, también hay que verlo reflejado en la afectación de los resultados financieros de las compañías, que sumados al sinnúmero de carga impositiva en el  quehacer diario que impone la nación, los departamentos y los municipios,  hace poco atractivo a la inversión y creación de nuevas empresas.

Comentarios