Para nadie es un secreto que la situación económica en la capital huilense y el país no es la mejor, pues así se vieron reflejado en las últimas cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas que afirman que el desempleo en esta ciudad en el mes de julio pasó del 11.2 en 2016 al 11.8 en 2017, algo que sigue preocupando.

A pesar de los esfuerzos de la Administración Municipal por bajar estos índices, la falta de oportunidades laborales, la informalidad y otros factores, sociales, económicos y empresariales han hecho que este fenómeno siga en aumento.

Contrario a lo que pasa en Neiva, el desempleo en Colombia bajó a 9,7% en julio y 373.000 personas más estaban ocupadas, y los centros poblados y en las zonas rurales dispersas fue donde más se generaron puestos de trabajo, informó este jueves el Dane.

El organismo dijo que un récord de 22,73 millones de colombianos se encontraban ocupados, lo cual es la mayor cifra desde que se llevan estadísticas a partir del 2001. En julio del 2017 e completaron 5 periodos consecutivos con una tasa de desempleo de un dígito.

Las actividades inmobiliaria y de servicios fueron las que más contribuyeron en la generación de empleo en el séptimo mes, precisó del Dane.

El desempleo en centros poblados y en las zonas rurales dispersas alcanzó la menor tasa para las trimestres móviles mayo-julio desde que se llevan cifras comparables, de 4,9%.

El país mantuvo su ritmo de generación de puestos de trabajo, pese a que más personas salieron a buscar empleo, reflejado en una tasa de participación de 63,7%.

La generación de empleo en las 13 ciudades y Áreas Metropolitanas estuvo asociada a la creación de empleo asalariado (formal), cuya contribución fue 2,6 veces la del empleo por cuenta propia.

 

Comentarios