Por: Everth Sánchez Henao. 

Son 18 niños y familiares quienes con mucho esfuerzo lograron conseguir los recursos gracias a la gestión del soldado profesional Libardo Rojas Ibarra  y algunas empresas de buen corazón, quienes decidieron darles a estos pequeños con enfermedades, discapacidades y padecimientos graves una nueva esperanza de vida cumpliendo su anhelo de conocer el mar en Cartagena.

Desde el mes de enero se comenzó con la difícil misión de conseguir el dinero para gestionar este viaje, no uno cualquiera, es el de la ilusión, el de sus vidas, quizás muchos de ellos sea la primera y la última vez que puedan tocar el agua salada.

“Todo nació desde el mes de diciembre del año pasado cuando ayudábamos a niños con cáncer, uno de ellos me dijo que su último sueño era conocer el mar, hoy va en el bus y arrancó en enero la campaña que llamé ‘Cumpliendo Sueños’, que hoy estamos haciendo realidad”, explicó el uniformado.

Con eventos de caridad, basares, venta de comida, actos culturales, tocando puertas en las empresas, gestionando las ayudas, este uniformado hizo lo que antes muchos consideraban imposible, conseguirles el transporte, hospedaje y comida para estos pequeños.

Las familias, la comunidad del municipio de La Plata, empresarios locales y de otras regiones, el Ejército Nacional, la Empresa Coomotor y otras; se pudieron conseguir los recursos necesarios para hacer este gran viaje de la vida, aunque algunos pequeños no alcanzaron por cuestiones del destino a realizarlo.

“Lamentablemente mientras recogíamos los recursos pasaron algunos meses y dos de ellos se murieron, no alcanzaron a viajar, pero ahora están en el cielo. Llevamos hoy 18 niños que tienen enfermedades delicadas, algunos son discapacitados, son humildes y del campo”, indicó.

Querer es poder

Rojas Ibarra  siempre tuvo en su mente ayudar a estos niños, sabía que ese viaje era su mejor aliciente, que les marcaría la su existencia y que tenían que hacerlo, por eso tocó puertas hasta conseguirlo, hoy -14 de septiembre- todo se hizo realidad.

“Salimos desde esta madrugada desde el municipio de La Plata, en un bus Navette de Coomotor, empresa que nos dejó más barato el viaje. Vamos cómodos, los niños están muy felices, ya pasamos por Neiva y seguimos la marcha hasta Cartagena, donde los niños conocerán el mar, el Museo Naval, el Castillo de San Felipe, la Sala de Buceo, entre otras actividades”, explicó.

Los familiares que acompañan a estos menores saben de la importancia de este viaje, que quizás para algunos de ellos sea el último, por eso son conscientes de la felicidad y esos momentos preciados que vivirán en la costa.

Serán cuatro días de ensueño, donde estos pequeños disfrutarán de la experiencia más grata de su existencia, muchos de ellos son humildes, del campo, ni siquiera habían salido del su tierra, no conocían ni un bus.

“Hoy de la mano de Dios vamos en marcha para Cartagena, estamos cumpliendo el sueño de estos niños, que por cosas de la vida han tenido que padecer muchas situaciones y enfermedades, son los primeros niños que se llevan desde el occidente del Huila, esperamos más adelante llevar más”, puntualizó.

 

Comentarios