Andrea del Pilar Bautista Perdomo

 

Ante todo quiero ser reiterativa en el agradecimiento al gobernador Carlos Julio González,  por auspiciar este tipo de participaciones al comercio formal y organizado del Departamento.  Este año de lujo, como en repetidas ocasiones el presidente Santos dejó una vez más la silla vacía en este Congreso, pero para Fenalco ello no indica nada, no comulgamos con lo que sabemos está mal y no nos van a callar, por el contrario, seguimos defendiendo los intereses del comercio formal y de nuestros empresarios, así a algunos no les guste porque hasta en lo local sucede, que lo que exponemos o pidamos no guste.  En fin, mi artículo es para contarles lo que más me llamó la atención de toda la jornada. Los politólogos Axel Kaiser y Gloria Álvarez, el primero, abogado chileno-alemán considerado como uno de los intelectuales liberales más influyentes de la nueva generación Hispanoamérica. Analista político, escritor y columnista, es Doctor en Filosofía por la Universidad de Heidelberg (Alemania), autor de varios libros sobre política y economía y Gloria Álvarez es una politóloga guatemalteca que se dio a conocer internacionalmente con el discurso que pronunció en el Parlamento Iberoamericano de la Juventud, donde defendió el uso de las nuevas tecnologías para poner freno a los gobiernos. conjuntamente son autores de libro el engaño populista, el populismo empieza por insertar odio en la sociedad, mediante la manipulación del lenguaje. Debido a ella desaparece el individuo para hablar del pueblo y del antipueblo.  Pero, ¿quién es el pueblo?, ¿dónde vive?, ¿en qué trabaja? La realidad es que el pueblo no existe, ni el antipueblo tampoco. Lo que existen son individuos y todo lo demás es manipulación psicológica.  A su vez, Axel Kaiser considera que el populismo tiene elementos de socialismo y de nacionalismo. Para él no hay diferencia entre fascismo, nazismo, comunismo o populismo, porque la esencia de todos ellos es el antiliberalismo y la idolatría del estado como ente capaz de resolver todas las cosas. Este par de imponentes expositores nos incitan definitivamente a no dejarnos más manipular, especialmente en el voto,  no más dedocracia, cero corrupción y cero impunidad, no más despilfarro del gasto público.  Hay que generar el equilibrio de poderes, la meritocracia de verdad, volvernos ciudadanos empoderados, libertad económica en fin si tan solo el ciudadano tomara consciencia del voto y de lo importante que es, para después no lamentarnos.

Comentarios