Este es trágico caso de Luis Lizcano, un menor que se encontraba luchando por una serie afectación en su salud, tras ser encontrado con síntomas de asfixia por un allegado y murió la tarde de ayer en el Hospital Hernando Moncaleano a pesar de todos los esfuerzos para salvarlo.

El menor de 13 años de edad, dejó de existir luego de cinco días de estar en la UCI del Hospital Universitario, donde fue trasladado por un familiar quien lo halló con signos de asfixia en su vivienda en el barrio Siete de Agosto, de la Comuna Cinco de la capital huilense.

Sus allegados desde ese entonces guardaban la esperanza y esperaban un milagro que lo salvara, teniendo una nueva oportunidad de vida, pero en las últimas horas todo se consumó, el destino lo quiso así, Luis partió antes de tiempo de este mundo.

El día de la desgracia

Al llegar a la vivienda un allegado del joven lo halló con problemas respiratorios y de inmediato, lo tomó en sus brazos y en un taxi lo trasladó al Hospital Hernando Moncaleano.

El médico que lo atendió, le realizó maniobras de reanimación y de esta manera el cuerpo del joven reaccionó, por ende fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos, donde un milagro podría salvarlo.

Mientras el menor se encontraba recluido en el centro asistencial, sus familiares elevaban al cielo, plegarias con el fin de que el joven saliera de este infortunado hecho y volver a disfrutar de su compañía.

Sin embargo, el milagro no se hizo realidad y las afectaciones en la humanidad del niño fueron demasiado graves y terminaron por segarle la vida la tarde de ayer.  Más tarde, la Unidad de Criminalística de la Sijin, realizó el levantamiento del cuerpo del menor y lo trasladó a Medicina Legal.

* Con información de OLE MI DIARIO.

 

Comentarios