Una sentida despedida le dieron sus compañeros de labores, familiares y amigos a René Alejandro Cerquera, guardia de seguridad que fue asesinado el pasado domingo en el barrio Cuarto Centenario de la Comuna Seis de la capital opita.

Con la mirada perdida en signo de reflexión, los vigilantes con los que compartió varios años, René Alejandro Cerquera, ayer le hicieron una sencilla pero significativa despedida, al compañero y amigo que murió en un atentado sicarial, ocurrido el pasado domingo.

Al llegar a la iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, el padre indicó al inicio de la eucaristía estas palabras con el fin de dar consuelo a los allegados del guardia de seguridad “para nosotros René ha muerto, pero para Dios, está vivo”.

Posterior a la eucaristía, los restos mortales, fueron trasladados al Cementerio Central, en medio de una caravana, en este lugar se vivieron escenas de intenso llanto, dolor, impotencia y desesperación; nadie podía creer cómo había sido asesinado de esta manera y clamaron justicia.

Le interesa: Millonaria recompensa por homicidas de celador en Cuarto Centenario

En firme la recompensa

En relación al asesinato del vigilante, el coronel Juan Carlos León, expresó “los hechos ocurren hacia las 4:00 a.m. donde el sujeto acciona su arma de fuego contra el guardia de seguridad”. Y agregó que ofrecen la recompensa en mención con el fin de dar con el responsable del homicida.

Según testigos del hecho, el hombre se había enemistado con los ‘malandros’ del barrio, motivo por el cual había sido asesinado. Su deceso quedó registrado en un video de una cámara de seguridad, allí se ve al sicario que viste buzo azul manga larga y porta un casco blanco, quien se acerca al adulto mayor y le propinó un disparo en la cabeza.

Lea también: En video quedó registrado asesinato de vigilante

* Con información de OLE MI DIARIO.

Comentarios