Muy consternados se encuentran los familiares, allegados, amigos y conocidos de la ingeniera de petróleos egresada de la Usco, Brenda Rojas, quien murió asfixiada en su vivienda de Neiva.

El lamentable hecho se presentó en el barrio San Vicente de Paúl, cuando la joven fue encontrada con síntomas de asfixia en su habitación. Los allegados intentaron practicarle maniobras de reanimación, pero la mujer ya no tenía signos vitales.

La tragedia se conoció de inmediato por todo el sector, ya que la mujer de 24 años de edad, gozaba del aprecio de sus vecinos y la comunidad estudiantil de la Universidad Surcolombiana, donde cursó sus estudios superiores.

Con profundo dolor, sus familiares dieron aviso a las autoridades de Policía, quienes a su vez informaron de lo ocurrido a la Unidad de Criminalística, que después de las diligencias pertinentes, trasladaron los restos mortales de la profesión del petróleo a  Medicina Legal.

Seguidamente ayer en horas de la noche el cuerpo fue reclamado por sus allegados y puesto en velación en una funeraria local, para las exequias que se realizaron en las últimas horas en la capital opita.

Comentarios