Aprovechó que la mayoría de los colombianos estaban viendo el partido de la tricolor con Paraguay, cuando trascurrían 15 minutos del primer tiempo, salió de su casa y se entregó en el comando de la Policía de Córdoba, en Montería, después de 11 días de estar prófugo de la justicia.

Desde la semana pasada el Senador del Partido de la U, era buscado por las autoridades luego de la orden de captura emitida por la Corte Suprema de Justicia, donde deberá comparecer para responder por los delitos de cohecho por dar y peculado.

Antes de entregarse grabó un sentido video en la sala de su casa acompañado de su esposa e hijos, donde ella envió un mensaje a todo el país diciendo que Musa era inocente, que lo estaban señalando como un delincuente cuando era él quien había denunciado y destapado este entramado de corrupción en el país.

 

“Les entrego a un ser humano”, dijo la mujer en medio del llanto. Al publicarlo en las redes sociales este video se volvió viral en cuestión de minutos, no importó el encuentro de fútbol en Barranquilla, todos conocieron de la entrega del político a las autoridades.

Aunque la no comparecencia inmediata podría agravar su situación con respecto a la decisión definitiva que se adopte de su sitio de reclusión, Besaile se entrega con información que considera crucial para defenderse de los señalamientos en su contra.

Los últimos días del senador habrían transcurrido en el norte del país, precisamente recogiendo la documentación. Paralelamente, esperará los resultados de las medidas cautelares que fueron solicitadas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por el abogado Víctor Mosquera.

Entre las peticiones de Besaile ante el sistema interamericano está ser juzgado por un juez o tribunal independiente e imparcial, esto es, nombrando los magistrados y personal ad hoc que se requieran; y que se le garantice que pueda cumplir el periodo por el cual fue elegido como senador, entre otros.

La decisión de orden de captura se basó en las declaraciones que rindió el abogado  Gustavo Moreno, quien desmintió al senador en su intención de declararse una víctima de extorsión ante la Justicia. Moreno asegura que el pago de 2.000 millones de pesos que realizó Besaile fue producto de un acuerdo entre las partes para frenar la inminente apertura de investigación en la corte.

* Con información de la Revista Semana.

Comentarios