En un hecho que causó consternación en todo el país, una mujer opita identificada como Liliana Medina, de 39 años de edad, junto a su hijo Santiago Zamora Medina fueron asesinados en un momento de locura por su pareja sentimental John Fredy Zamora en la capital del país; luego él también se quitó la vida.

El hecho de sangre se presentó el fin de semana en el conjunto residencial Palmar Uno, apartamento 421 de la torre Ocho, donde residía esta familia desde hace algún tiempo.

Todo comenzó el sábado cuando los vecinos denunciaron a las autoridades un posible caso de violencia intrafamiliar, al observar a John Fredy discutiendo fuertemente con su esposa en un hecho que llamó la atención de toda la comunidad.

Al parecer el hombre estaba enfurecido, en una escena de celos tomó un revólver, sin pensarlo mucho le apuntó a la mujer huilense, le disparó y la mató.

Luego su hijo Santiago se habría percatado del hecho y corrió con la misma suerte, el mismo padre -que parecía endemoniado-, tomó el arma y le disparó a pocos metros, acabando con su existencia sin que nadie pudiera ayudarlo.

Posteriormente de consumarse el doble crimen, John Fredy con las pocas balas que le quedaban en su revólver, lo empuñó contra su humanidad y se suicidó al ver lo que había hecho en un momento de locura.

Los tres cuerpos sin vida permanecieron el apartamento por varias horas, hasta que una de las primas de la víctima llegó al apartamento, al notar que algo estaba mal, porque no abrían la puerta, ni contestaban las llamadas decidió acudir a un cerrajero para ingresar.

Así fue, luego de abrir la puerta se reveló la escena de sangre, parecía una pesadilla, una película de terror, todos estaban muertos, con malos olores producto de la descomposición de los cuerpos.

Luego se dio aviso a las autoridades quienes realizaron el levantamiento de los cadáveres que fueron llevados a Medicina Legal. De inmediato se inició con las indagaciones del caso, donde algunos residentes del edificio manifestaron escuchar gritos de la mujer pidiendo ayuda, pero al parecer nadie pudo auxiliarla a tiempo.

También se conoció que al parecer la pareja estaba en proceso de separación, por lo que John Fredy había amenazado con matarla en repetidas ocasiones si ella lo dejaba, hecho que está siendo estudiado por los investigadores.

En las últimas horas los cuerpos de Liliana y su hijo Santiago estaban siendo reclamados por sus allegados para ponerlos en velación y realizar sus exequias, algunos conocidos esperaban su llegada a Neiva, de donde era oriunda la mujer.

Comentarios