Estar entusado en una de las cosas más aburridoras del planeta. Hay una tristeza constante que no se quita con nada y que si intenta quitarse con algo suave, como el aguardiente… usted termina haciendo show, llamando a su ex y claramente, dañándoles la fiesta a sus amigas.

Pero eso sí, no es sino que usted termine con su novio y empieza a ponerse más buena que un bocadillo veleño. Como no come porque está tan triste que no le da hambre pues esos kilitos de más se van para el carajo, como se la pasa encerrada en la casa sufriendo y lamentándose, toma una decisión inteligente, por fin, y decide meterse al gimnasio o al menos salir a caminar para olvidarse de todo y si, cuando vuelve a salir a la luz, está hecha un bocadillo.

¡Como esta de linda!, ¡como le sienta esta soltera!, ¡No vaya a volver con él, así esta divina! Y no le dijeron a nadieeee. A la niña se le sube el ego de aquí a la luna y que se tenga el mundo porque ya no le duele ni un pelo y aquél que la dejó, ya está ultra superado.

Es cierto, sufrir por un desamor causa muchos cambios a nivel emocional, hormonal y físico, puede que no a todas las mujeres les pase lo mismo pero hay que ser inteligentes, entender que si la vida te aleja de alguien es porque definitivamente no te conviene, que los amores son como los anillos, no se tienen que forzar, tienen que ir a la medida y que si algo no te hace feliz, es porque en definitiva no debe hacer parte de tu vida.

Que dejar a alguien no es hundirse en el dolor, es aprovechar ese mal momento para ser mejor. Adelgace linda, compóngase y muéstrele al mundo que usted no perdió nada, más bien que a usted la perdieron, o que si más bien, se hicieron un favor mutuo, que tanto el como usted tienen el mismo derecho de encontrar a alguien que realmente case en su mundo.

Así que si no le dan ganas de comer, quiere hacer ejercicio y quedarse en la casa todo el día llorando, hágalo pero no por tanto tiempo porque la “lipotusa” funciona pero no soluciona sus inconvenientes emocionales. Comparta con sus amigas, llóreles las veces que sea y péguese a lo que crea porque a algo hay que aferrarse.

Comentarios

comentarios