Mientras que algunos de sus líderes ven la posibilidad de convertir al corregimiento de Bruselas en un municipio independiente de Pitalito, otros municipios huilenses están cada vez más quebrados; el Estado les impone mayores cargas financieras y el gasto para funcionar como tal triplica los ingresos propios.

AMAURY MACHADO RUEDA/LN

judicial2@olemidiario.com

Que Bruselas, el centro poblado rural más grande de Pitalito y del país, se convierta en el municipio número 38 del Huila, es desde hace algunos años el sentir de su dirigencia y de muchos de sus pobladores, que ven así la posibilidad de obtener más presencia institucional y mayor inversión que beneficie a sus aproximadamente 40 mil habitantes.

Los bruselenses, argumentan que entre sus 33 veredas, están las que más producen café en Colombia, con unas 10 mil hectáreas del grano, condición que les puede garantizar una capacidad económica estable.

Aun así, el director de Planeación Departamental, Armando Saavedra en una sesión descentralizada de la Asamblea del Huila que se realizó la semana pasada en ese corregimiento, señaló que esta iniciativa no es por el momento acertada, ya que Bruselas, como región no cumple con uno de los requerimientos que exige la ley, el de tener unos recursos económicos propios para pagar los gastos que implica funcionar como municipio.

El Director invitó a la comunidad a detenerse a pensar en esas implicaciones, como el tema de la estratificación, que inmediatamente subiría, pues según explicó Saavedra una cosa es ser zona rural y otra urbana, y al convertirse Bruselas en cabecera urbana la sacarían del régimen del Sisbén y de otros subsidios que da hoy la Nación.

Así mismo, sostuvo que el 65% de las tierras de los habitantes de ese centro poblado no tienen escrituras, lo que no favorece al cobro de impuestos, elemento esencial para garantizar ingresos propios.

Aquí el Director de Planeación mencionó un dato relevante, y es que el Estado, está pidiendo cada vez más mayor capacidad de recursos propios a los nuevos municipios, por una razón muy sencilla: hoy se tiene que casi el 60% de los Municipios de Colombia financieramente no son viables, los recursos que les llegan de la Nación para inversión los están gastando en nómina.

Municipios quebrados del Huila

La Oficina de Planeación Departamental reveló un informe de sostenibilidad de los municipios del Huila sin recursos del Sistema General de Participación SGP para el año 2016, y que pone en evidencia la situación que viene afrontando varias localidades huilenses, cuyos ingresos propios no alcanza ni para la mitad de los gastos de todo el aparato burocrático.

Por traer algunos ejemplos, está Santa María, un Municipio netamente agrícola, de minifundios, que el año inmediatamente anterior tuvo ingresos propios por el orden de 398 millones de pesos, gastos de funcionamiento de $1.302 millones, y un indicador de sostenibilidad del 327%, lo que lo ubica entre los municipios del Huila con gran déficit financiero.

Su alcalde Nolberto Castro Trujillo, comentó que su municipio se mantiene de, en primer lugar, la renta de impuesto predial que el ciudadano paga, y en un mínimo del impuesto de industria y comercio.

“Es de tener en cuenta que la cultura de la gente es no pagar y nos corresponde hacer los cobros coactivos”, dijo Castro.

En segundo lugar, Santa María se nutre del sistema general de participaciones, cuya destinación de recursos es invertido en sostenimiento del aparato burocrático y demás obligaciones para poder funcionar como municipio. Aparte de esto, esta población de 12.600 habitantes y 42 veredas, no tiene otra actividad económica que le genere ingresos. La situación se va tornando insostenible.

“Cada día más el Gobierno nos va descargando obligaciones y responsabilidades pero nada de recursos. Crear un municipio es lo más fácil, pero sostenerlo en el tiempo, y que siga creciendo y siendo auto suficiente, es lo más difícil en este momento. Con este Gobierno actual de la República el centralismo llegó totalmente, nosotros tomamos decisiones pero es el Gobierno desde Bogotá el que nos manda las directrices, por eso no tenemos una verdadera autonomía”, comenta el Alcalde.

Agregó que, “Por el tiempo desde que fue creado nuestro municipio, no tendemos a desaparecer, pero para sostenernos, si el Gobierno Nacional no busca otros mecanismos nosotros continuaremos casi en ley de intervención estatal”.

Recordó Nolberto Castro que hace media década Santa María correspondió al municipio de Palermo, pero no se vislumbra que pueda volver a serlo.

 Más cargas del Estado

El Municipio de Iquira, presenta una situación similar. En el 2016 tuvo $355 millones en ingresos propios, $1.372 millones en gastos de funcionamiento, y aparece con un indicador de sostenibilidad de 386%, ubicándose en el último puesto del total de los 37 municipios.

El alcalde  Alberto Yustres Barrera, indicó que esta localidad de aproximadamente 12.700 habitantes, se nutre básicamente del impuesto predial, tema en el cual también se ve la cultura del no pago, y del sistema general de participación. “Funcionamos con el mínimo personal, el mínimo equipo, y nos vemos en grandes dificultades para armar un presupuesto. Con decirle que tenemos solo 3 secretarios, el de Gobierno, el de Planeación y el de Hacienda o Tesorería, que se doblan para hacer otras funciones”, manifestó Yustres.

Dijo no creer que el Estado esté en condiciones de erigir más municipios en el país, porque estos cada vez se vuelven más insostenibles.

“Por estos días estamos los alcaldes corriendo porque el próximo 11 de noviembre es fecha de Ley de Garantías y buscamos tratar de firmar algunos convenios de proyectos que se han solicitado, porque es gracias a esta gestión que se hace a nivel departamental y nacional  que podemos llevar a las comunidades de nuestros municipios algunas soluciones a las necesidades básicas e insuficientes, sin eso no tendríamos opción de nada”.

El Alcalde aseguró de igual manera que en algún momento algunas personas han planteado la unión de Iquira con otros municipios para solventar la situación, pero que ese es un tema que no les corresponde como mandatarios locales. Coincide con el alcalde de Santa María, en que cada vez son más las cargas que le impone el Estado a los municipios.

“Lo que es cierto es que muy seguramente muchos municipios del país tienen esas dificultades como el mío, y cada día el Estado Nacional le pone más cargas a los municipios que antes las asumía el mismo Estado, por ejemplo ahora nos toca aportar recursos hasta para las cárceles, para el caso del Huila, nos toca apoyar con recursos la cárcel de Neiva, y con la implementación del Código de Policía nos exigen crear una inspección de Policía, y eso nos implica más gastos de funcionamiento”.

“Los alcaldes tratan de sobrellevar la situación, y es increíble como los rubros de funcionamiento se presentan inclusive deficitarios porque no da para más”, agregó Alberto Yustres.

Como estos dos municipios, aparecen además con preocupantes índices de sostenibilidad, Tello, Nátaga Tarqui, La Argentina, Elías, Baraya, Oporapa, Colombia y Saladoblanco, que nos son rentables, están endeudados, y son inviables fiscalmente, según la Contraloría.

 Municipio sí, pero todavía no

El presidente de la Asamblea del Huila, José Eustasio Rivera, manifestó ser partidario de que Bruselas se convierta en municipio, pero también cree que esta población aún no está preparada para serlo. Indicó que este sueño de los bruselenses no podría ser realidad hoy ni mañana, sino que hay que desarrollar un plan de acción de cara a un proceso a 15 o 20 años, y culturalizar a la gente de la importancia de tener las escrituras de los predios y pagar impuestos.

“Hoy por hoy los municipios tienen muy pocos habitantes y pocos recursos que les ingresan, además la nueva Ley hace más difícil que sean viables. Tenemos municipios que si no tienen cerrado el hospital, están por cerrarlo, entonces si sostener un municipio no es fácil, seguir creando localidades independientes lo es más, es bastante tedioso y por eso estamos hoy llamados a las áreas provincias, áreas metropolitanas, a las asociaciones municipales para jalonar recursos, de cara a la regionalización”, indicó el Diputado.

Top 10 de los municipios más quebrados del Huila

Sostenibilidad de los municipios sin recursos del SGP 2016 (en millones de pesos)

-Nátaga

Ingresos propios  $449    Gastos de funcionamiento $945    Indicador 211%

-Tarqui

Ingresos propios  $753   Gastos de funcionamiento $1.598    Indicador 212%

-La Argentina

Ingresos propios  $618   Gastos de funcionamiento $1.352    Indicador 219%

-Elías

Ingresos propios  $358   Gastos de funcionamiento $899    Indicador 251%

-Oporapa

Ingresos propios  $344    Gastos de funcionamiento $1.048   Indicador 304%

-Baraya

Ingresos propios  $358   Gastos de funcionamiento $1.758    Indicador 327%

-Santa María

Ingresos propios  $398   Gastos de funcionamiento $1.302    Indicador 327%

-Colombia

Ingresos propios  $293   Gastos de funcionamiento $962    Indicador 328%

-Saladoblanco

Ingresos propios  $419   Gastos de funcionamiento $1.534    Indicador 366%

-Iquira

Ingresos propios  $355   Gastos de funcionamiento $1.372    Indicador 386%

Comentarios

comentarios