Foto tomada de ElCooperante.com

 

El pasado 4 de diciembre El Tiempo dio a conocer que en Cúcuta se encontraban aproximadamente 100 nativos de la comunidad yukpa de Venezuela, durmiendo en calles de El Escobal, a pocos metros del Puente Internacional Francisco de Paula Santander que comunica a Cúcuta con la población venezolana de Ureña.

Esta semana el medio venezolano El Cooperante retomó la noticia y no solo informó que son 500 los nativos de la Serranía del Perijá, sino que además los habitantes del sector que inicialmente les tendieron la mano, han exigido la recuperación de los espacios públicos invadidos por ellos.

Según sus denuncias, los indígenas venezolanos hacen sus necesidades fisiológicas en la calle y sostienen relaciones sexuales a plena luz del día y delante de los niños, lo que tiene incomodos a los habitantes del barrio El Escobal. Ahora solo esperan que se mejore la situación.

Al parecer se estaría adelantando el proceso para el traslado de estos venezolanos hasta Machique, para que no se devuelvan e invadan el sector, como ha ocurrido en otras ocasiones.

El último reporte dice que en esta temporada decembrina han cruzado la frontera hacia Colombia unos 33 mil venezolanos.

Foto: Alcaldía de Cúcuta / El Cooperante

Comentarios