Después de la temporada decembrina donde los colombianos dedicaron gran parte de sus recursos a compras, de ropa, regalos, decoración navideña, juguetes y demás, en enero los establecimientos comerciales quedan con productos en inventario aprovechan para ofrecer a sus clientes las rebajas ‘posvacacionales’.

Así que si quiere aprovechar el cinco, diez, veinte y hasta el cincuenta por ciento de promociones que se ofertan por esta época, tenga lo siguiente.

Clara Inés Guzmán, líder del Programa de Bienestar Financiero de Old Mutual Colombia, brindó a Portafolio.co  estos consejos que debe tener en cuenta,  para que aproveche estas rebajas sin perjudicar su bolsillo, ni llenarse de cosas que en realidad no necesita o no va a sacarles provecho.

  1. ¿LO NECESITA?

Si es algo de lo que carece y no pudo comprarlo en temporada de fin de año por los elevados costos, sería una buena idea aprovechar la rebaja.

Si es un  electrodoméstico, es importante que consulte con la tienda cuáles son las cualidades de los aparatos que tienen en oferta y si tienen diferencias con esos mismos en otras temporadas del año.

Pregunte cuánto tiempo llevan los productos que quiere comprar en la tienda. En el caso de los electrodomésticos, por ejemplo, esto puede determinar su calidad y su costo de reparación, ya que algunos pueden presentar fallas por estar descuidados. Para las prendas de vestir, evite comprar las que solamente están de temporada y que, meses después, solo terminan ocupando un espacio más en el cajón y, por lo tanto, no representarán una inversión sino un dolor de bolsillo.

2. COMPARE CRÍTICAS

Sea en lo que sea que quiera invertir, internet es una excelente herramienta para encontrar quejas, reclamos y recomendaciones de consumidores que hayan comprado en tiendas durante rebajas. Así puede ahorrarse la experiencia de una mala compra y aprender de la de los demás. Tómese el tiempo de comparar rebajas entre diferentes tiendas, para ver cuál le ofrece la mejor opción para el objeto que necesita.

Tenga en cuenta, además, que los productos que están en rebaja pueden provenir de temporadas anteriores de compra.

  1. REVISE SU PRESUPUESTO

    A la hora de revisar qué objetos necesitaría conseguir, manténgase dentro de un presupuesto fijo que se ajuste a sus gastos ya previstos. De esta forma, no caerá en la tentación de comprar solo porque algo está en rebaja.

    Tenga especial cuidado con el uso de las tarjetas de crédito, ya que al diferir las cuotas de su compra puede terminar pagando lo mismo por lo que compra que si no hubiera existido el descuento en primer lugar. Por ejemplo, si usted destina 2’000.000 pesos a un horno que tiene un 20 por ciento de descuento y decide pagarlo con crédito diferido a cuatro meses con intereses del tres por ciento, al final tendrá que pagar 2’240.000 pesos; o sea, la rebaja no representó un 20 sino un 8 por ciento al final.

    4. OJO CON LA GARANTÍA

    Procure que las garantías del producto que adquiere sean las mismas a las que la tienda maneja en cualquier época del año. Considere esto especialmente a la hora de comprar aparatos que puedan necesitar de una intervención técnica en caso de que se dañen con facilidad o a corto plazo. Asegúrese de qué servicios le puede dar la tienda en cuanto a la compra de su producto y qué servicios no le garantiza.

    5. RESUELVA TODAS LAS DUDAS

    Comprar es un proceso emocional más que racional, por lo que es necesario que usted resuelva todas las dudas que tenga sobre el producto que quiere comprar. Deje de lado la pena: pregúntele a quienes atienden el local todo lo que puedan decirle sobre el producto. ¿Cuánto tiempo lleva en venta? ¿Tiene política de devolución? ¿De qué materiales está hecho y para qué sirven?, más allá de si es lindo o feo.

 

 

Comentarios