economia@lanacion.com.co

Una serie de demandas interpuestas por un grupo de docentes que hizo parte del Colegio Los Lagos de Comfamiliar, tiene en vilo la sostenibilidad económica del establecimiento educativo. Así lo dio a conocer el director administrativo de la Caja de Compensación Familiar del Huila – Comfamiliar, Luis Miguel Losada, quien aseguró que se encuentran buscando salidas para continuar prestando los servicios educativos de la institución.

¿Qué sucedió?

El año pasado, un grupo de  docentes del colegio, no siguió laborando con el colegio, hecho que se dio tras una protesta que realizaran los maestros, en la que exigían entre otras cosas algunos beneficios que establece la Convención Colectiva de Trabajadores  a nivel nacional. Entre las peticiones, estaba el que los docentes pudieran gozar de contratos a término indefinido y no fijo como se hace.

Para la época, los maestros aún no habían firmado contrato con la institución y se habían sindicalizado. Esto desembocó en la no renovación, pues el colegio y Comfamiliar, argumentaron que la institución educativa  es privada y no estaban obligados a dar cumplimiento a las exigencias de los docentes.

Ante esto Comfamiliar explicó, que brinda a los docentes contratados en la institución, salarios y prestaciones de acuerdo a lo que establece la ley, y que los maestros gozan de sueldos según sus estudios y escalafón como ocurre con los maestros que enseñan en los colegios oficiales, además de todas las prestaciones de ley.

Demandaron

Los docentes que no siguieron laborando con el colegio demandaron y la justicia, les halló la razón, finalmente, los fallos judiciales de primera y segunda instancia, en septiembre y noviembre de 2017, le dice a las directivas del  colegio Los Lagos de Comfamiliar,  que los contratos de los docentes no pueden ser, ‘a término fijo, sino a término indefinido como lo fija la Convención Colectiva de Trabajadores’, es decir que el colegio debe cambiar la modalidad de contratación.

Esta situación, le generaría al colegio un sobrecosto de $1.402.662.809, luego de pasar de un presupuesto sin beneficio convencional para los docentes de $3.539.446.857 a $4.942.109.666 con los beneficios  a los que obliga la Convención Nacional de Trabajadores.

El colegio deberá pagarle a sus docentes, un contrato por los 12 meses del año y otras prerrogativas, mientras los padres de familia, solo pagan pensión por 10 meses no más.  Con este panorama, el director ha asegurado, que el colegio se vuelve inviable económicamente y no se podría sostener para el próximo año lectivo en 2019.

“Estamos previendo situaciones que nos pueden suceder con la viabilidad del colegio a un futuro no muy lejano, queremos garantizar la estabilidad financiera del colegio”, expresó Luis Miguel Losada, director administrativo de Comfamiliar del Huila.

Y agregó, “lo primero es garantizar el año lectivo, segundo seguir operándolo directamente, y ya si no vemos una salida a esta problemática,  ya miraríamos a través de un tercero quien nos operaría el colegio”.

Debido a esta vicisitud, el colegio con autorización de la Secretaría de Salud Departamental, aplazó el inicio de sus clases, que del 31 de enero pasó al 12 de febrero. No obstante, el director aseguró que este año está garantizado el desarrollo normal del año lectivo.

“Buscamos salidas”

El rector del colegio, Fernando  Perdomo Rodríguez, aseguró que el aplazamiento, es importante para buscar salidas a esta problemática, pues no quieren que el buen posicionamiento que tiene la institución  en el tema académico, se vea afectado por un tema de esta magnitud.

“Este aplazamiento se ha presentado en razón a caminos que hay que buscar para encontrar una viabilidad de contratación de los docentes, que nos garantice que económicamente el colegio pueda ser operable durante el año escolar”, manifestó el rector,  Perdomo Rodríguez.

Y añadió, “nos hemos comprometido con continuar con un excelente colegio, impartiendo una educación de calidad, nos hemos comprometido con continuar certificando el colegio con los mejores estándares a nivel nacional”.

Las directivas que aseguran, cuentan con un apoyo de cerca de un 80% de  los docentes del colegio, esperan hallar una salida, para que el colegio no se acabe o termine siendo operado por un tercero.

 

 

                                   

 

 

Comentarios