Iván Calderón hace parte del Fly Cycling Team de Italia.

LA NACIÓN

Con 21 años de edad, el ciclista huilense Iván Calderón cumple su sueño de correr en Europa. El opita que vive hace cinco años en Italia hace parte del equipo Fly Cycling Team.

“Todo comenzó cuando tomé la decisión de mudarme a Italia, un día entrenando un equipo me observó y estuve en periodo de prueba y se pudo concretar, ahí empezó a surgir mi carrera como deportista en Europa”, explicó  el pedalista tras su paso por Neiva en diálogo con LA NACIÓN.

Desde entonces, el huilense no ha dejado de pedalear, participando en importantes competencias. El 2017 dejó un balance positivo para  el amante del deporte de las bielas. “Pues me fue muy bien, tuve la oportunidad  de competir en muchas carreras, tuve algunas caídas aunque ninguna de gravedad afortunadamente”, dijo.

‘Lamento la falta de apoyo’

Iván, además aprovechó para hablar de las dificultades por las que atraviesan los ciclistas huilense e hizo un llamado a las diferentes empresas privadas y a los entes deportivos para que apoyen más el deporte opita.

“En el Huila hay mucho talento,  gran nivel, pero lamentablemente no es apoyado y se está perdiendo. Yo tengo todas las oportunidades en el equipo en donde estoy, allá el deporte es mucho más respaldado y aquí es lamentable la condición en la que tienen a los deportistas”, comentó.

Además agregó que, “ojalá no sigan dejando perder a los deportistas del departamento que sí quieren representarlo y no permitan que se vayan o dejen de competir por falta de garantías, es muy triste ver que no cuentan ni siquiera con lo más básico como lo es un uniforme. Tengo muchos amigos que me cuentan todas sus dificultades y lo raro es que les van bien en las carreras, pese a todo lo que sufren”.

Otra pasión

El ciclista, alterna sus entrenamientos con las clases de culinaria, su segunda pasión. “Yo amo estar sobre la bicicleta, pero me encanta cocinar y descubrí esa facilidad en Italia, porque tenía que cocinar sí quería comer y pues fue agarrándole gusto, me sale muy bien la pizza y la pasta”.

“Mi día empieza muy temprano, en las mañanas estoy entrenando  y ya luego en las tardes me dedico a mis clases de culinaria, estoy cursando el cuarto año, de cinco”, aclaró.

Los retos

Sobre los desafíos que asumirá este nuevo año, el pedalista afirmó que, “comenzaré con una carrera internacional que se realizará en el mes de marzo. El acondicionamiento para esta competencia ha sido el mejor, tuve la oportunidad de estar durante un mes en Neiva, aprovechando el clima, porque allá estamos en invierno en este momento”, finalizó el opita antes de abandonar  su tierra y retornar a Italia.

Comentarios