Durante estos días, muchas personas se desplazan a sus lugares de origen para compartir en familia, disfrutar de lugares turísticos o viajar a municipios y/o ciudades, donde se llevan a cabo las celebraciones religiosas con mayor fervor. Un ejemplo de eso, es el departamento del Huila, el cual es conocido por propios y visitantes como un lugar donde hay gran diversidad de paisajes y territorios con templos que vale la pena conocer.

Aquí te dejamos algunas recomendaciones por si te animas a conocer un poco más del Huila y su belleza religiosa:

Neiva: en la capital opita, se encuentra ubicado el templo colonial del siglo XVII que cuenta aún con sus pisos originales en ladrillo, sus paredes en tapia pisada y los techos en madera, entre otros detalles arquitectónicos que revelan la importancia histórica de la región.

A unos pasos, a otro costado del representativo parque Santander, también se puede visitar la Catedral de la Inmaculada Concepción, patrimonio histórico y arquitectónico del Huila por su construcción de estilo gótico que llama la atención en propios y visitantes.

Garzón: es la capital diocesana del Huila, es la sede de la primera diócesis del Huila y cuenta con una hermosa arquitectura religiosa. Su patrimonio se halla constituido por la Iglesia Catedral, muy visitado por cientos de colombianos que llegan hasta este lugar a disfrutar de la belleza que lo caracteriza.

Nátaga: este municipio está ubicado en el suroccidente del Huila, es conocido en el país por el santuario de la Virgen de las Mercedes, reconocido por sus habitantes como un tesoro invaluable por la devoción que genera.

El Santuario es consagrado a la Virgen de Las Mercedes, patrona de los presos.

Paicol: Este municipio se encuentra a tan solo 90 minutos de la capital opita, hacia el suroccidente y es conocido como La Puerta del Viento. Allí se encuentra edificado el templo construido en el año de 1870, declarado patrimonio nacional.

Gallardo: Ubicado en las estribaciones de la Serranía de La Ceja, en los límites de Suaza con Timaná, se halla Gallardo, un pequeño poblado donde está el templo consagrado a la Virgen de Aránzazu desde 1925, cuando fue proclamada patrona del pueblo.

 

 

 

 

Comentarios