El comunicado, cuya autenticidad sigue verificando el Ministerio del Interior ecuatoriano, fue emitido por el denominado Frente Oliver Sinisterra y está encabezado con el logo de la desmovilizada guerrilla de las Farc.

En él, el grupo guerrillero pide abrir un corredor humanitario para devolver los cuerpos del periodista Javier Ortega (36 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45 años) y el conductor Efraín Segarra (60 años), que fueron secuestrados el pasado 26 de marzo y posteriormente asesinados.

A través de ese corredor, también serían liberados los comerciantes Vanesa Velasco Pinargote y Oscar Efrén Villacís Gómez, que están secuestrados desde hace semanas.

El grupo armado ilegal también reitera su petición de un cese el fuego por parte de Ecuador.

Después del secuestro de los tres comunicadores, las autoridades de Colombia y Ecuador han desplegado operativos en ambos lados de la frontera para atrapar al Guacho y desmantelar el grupo disidente.

Sin embargo, la falta de resultados concretos, provocaron la renuncia el viernes pasado de los ministros del Interior y Defensa de Ecuador, César Navas y Patricio Zambrano, respectivamente.

Después de la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc la actividad de este grupo disidente se ha convertido en un constante motivo de inestabilidad en la frontera, no solo con los secuestros y asesinatos, sino con el derribamiento de torres de energía y carros bomba que han provocado la muerte de varios militares.

 

Tomado de Revista SEMANA.

Puede leer el artículo original aquí: https://goo.gl/rsj2cJ

Comentarios

comentarios