El mandatario hobeño, Carlos Alberto Tovar Bautista sufrió un infarto sobre las 3 de la tarde de ayer, cuando se encontraba en su residencia.

De inmediato, fue llevado a la hospital local y posteriormente de allí lo remitieron a la Clínica Medilaser de Neiva, donde le realizaron una intervención quirúrgica; su pronóstico es estable, pero delicado.

Fuentes extraoficiales informan que está siendo acondicionado para la realización de una nueva cirugía el día de mañana.

 

Comentarios

comentarios