El presidente de la División Mayor del Fútbol Colombiano, perdió la batalla que libraba con otro peso pesado, Álvaro González Alzate, salpicado por el Fifagate.

 

RICARDO AREIZA

Unidadinvestigativa@lanacion.com.co

Al saliente presidente de la Dimayor, Jorge Fernando Perdomo, intentaron sobornarlo para que no presentara los resultados de una auditoría sobre la secreta contratación, entre otra la de Win Sports, el canal oficial del fútbol profesional colombiano.

Para impedir que convocara la asamblea y se conociera el resultado de la auditoría, le ofrecieron mil millones de pesos para que renunciara el 31 de mayo. Perdomo rechazó los ofrecimientos. Los dos hechos (la asamblea y la auditoría) eran en su conjunto una condición inamovible para blindar su ratificación.

Aunque Perdomo pudo renunciar para evitar su salida abrupta, no lo hizo. Perdomo estaba seguro que el balance de su gestión aseguraba la permanencia  en el cargo.  Esa era la carta que se jugaba para demostrar que tenía razón. El balance era, en su criterio, la tabla de salvación.

Pese a que los clubes reconocieron los resultados, al final,  el respaldo que recibió no fue suficiente para garantizar su continuidad.  Al llegar a la asamblea extraordinaria, la decisión ya estaba tomada: De los 36 clubes, 20 apoyaron la salida. Los otros 16, partidarios de la confirmación, quedaron en minoría.

El dirigente huilense, presidente de la  División Mayor del Fútbol Colombiano, perdió la batalla que libraba con otro peso pesado, Álvaro González Alzate, salpicado por el Fifagate.

Las denuncias que formuló por los supuestos sobornos que habría recibido el presidente de la Difútbol terminaron, sorpresivamente, inclinando la balanza. Y lo pusieron en la zona de candela cuando contrató una auditoría externa, sobre la contratación secreta en las altas esferas del rentado nacional.

González Alzate, figuró en una lista de los beneficiarios de las ‘mordidas’ por la adjudicación de los derechos de transmisión a empresas dedicadas comercialización de los partidos de la Copa América. Por estos hechos varios dirigentes suramericanos están en “cuatro paredes”, condenados por  asociación para delinquir, lavado de dinero y fraude bancario.

Al conocer los resultados, Perdomo, en diálogo con LA NACIÓN  aceptó la derrota y reveló que horas después  entregó los pasajes que la Fifa le había otorgado para  asistir al Mundial de Rusia que se inaugura el jueves de esta semana.

La entrevista

¿Con su salida de la Dimayor se perdió el mundial de Rusia?

Lo primero que hice una vez terminada la asamblea fue devolver al presidente de la Federación los pasajes que me había expedido la Fifa y la Federación para asistir a Rusia pues no consideraba correcto ni ético utilizar unas prebendas de directivo que ya no ostentaba a pesar de que el mismo Jesurun me dijo que estaba invitado.

-¿Pero piensa ir?

Si decido ir será con mis propios recursos

-¿Qué circunstancias rodearon la sorpresiva salida de la Dimayor?

Era una decisión que ya estaba premeditada y tomada con anterioridad por los directivos que así votaron.

-¿La decisión es apelable? ¿Lo hará?

No. Hay derrotas que enaltecen

-¿Qué pasó con los resultados de la auditoría?

Tiene reserva de confidencialidad está dirigida sólo a los directivos de la Dimayor y sobre los hallazgos allí determinados será decisión de ellos que hacer.

-¿Los hallazgos determinaron  la salida?

Siempre se me reclamó que los problemas del fútbol debían resolverse dentro de las cuatro paredes del fútbol situación que siempre he rehusado pues considero que el secretismo y el encubrimiento le hacen más daño al fútbol.

– Jesurun dijo que la única crítica que tiene para hacerle es que el tema con la Difutbol no se hubiera tratado en ‘cuatro paredes’ como debió hacerse. ¿Qué opina?

Esa ha sido la gran diferencia de criterios. Parece que no hemos aprendido de los escándalos  del Fifagate. No considero que el secretismo y el encubrimiento deba ser una práctica en el fútbol. Eso hace más daño que tratar las cosas de frente ante la opinión pública para enviar un mensaje de transparencia.

-¿Por eso varios están ‘en cuatro paredes’ por corrupción?

Sin palabras.

-¿Jesurun hizo parte de la confabulación? 

Él dice que no.

-¿Es cierto que intentaron sobornarlo para que no presentara el informe?

Como quedó en evidencia en la Asamblea me ofrecieron mil millones de pesos para que renunciara el 31 de mayo, no hiciera la asamblea y otros condicionamientos adicionales que por supuesto rechacé por considerarlos carentes de ética y transparencia.

-¿Por qué?

Para mi estar en la Asamblea, presentar el informe de gestión y el informe de auditoría era una condición inamovible.

-¿Los hallazgos murieron allí? ¿Deben ser trasladados a otra instancia?

Eso será decisión de los nuevos directivos

-¿Qué paso con la denuncia ante la Conmebol?

No ha sido resuelta por el órgano competente

-Su contrato vence en diciembre. ¿Solo entonces entregará el cargo?

No señor. Yo coloqué mi cargo a disposición. Siempre he considerado que los directivos no deben aferrarse a los cargos y que cuando hay que partir se debe hacer por la puerta grande y con la frente en alto

– ¿Álvaro González ganó la batalla?

Eso lo dejo a consideración de la opinión.


-¿Jesurun hizo parte de la confabulación? Él dice que no.

El balance

La Dimayor ejecutó un presupuesto en el año 2017 por 37.5 millones de dólares equivalente a 109 mil millones de pesos.

Perdomo destacó en su informe los logros obtenidos desde que asumió el cargo el 24 de noviembre de 2015, entre otros:

  1. Implementamos el Fútbol Profesional Femenino. La semana pasada se coronó campeón el Atlético Huila, en un vibrante partido con Atlético Nacional, y jugará el 5 de agosto frente al Atlético de Madrid, campeón femenino de la Liga Española.

 

  1. En el torneo de ascenso, para generar equidad en la competición, garantizamos el transporte aéreo de los equipos categoría B con una inversión en el año 2017 de $2.437 millones de pesos.

 

  1. Iniciamos la primera fase de licenciamiento de los equipos que participan en la Liga y la implementación del fair play financiero, que contribuirá al saneamiento de las finanzas de los clubes, permitiendo promover el control y la disminución de sus deudas, y alcanzar el equilibrio financiero, realizando el control  de sus presupuestos.

 

  1. Para facilitar el mejoramiento de la infraestructura de los clubes entregamos $29 mil millones de pesos, con recursos del crédito, y $25 mil millones de pesos, con recursos propios de la Dimayor, permitiendo que equipos como Chicó, Tolima, Huila, Jaguares, Alianza, Pasto, Santa Fe, entre otros, construyan sus propias sedes deportivas para la formación del talento humano en condiciones de excelencia.

Comentarios