La Unidad de Restitución de Tierras (URT) y el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) se articulan en Caquetá para brindar formación en actividades productivas a los solicitantes residentes en el departamento que ya están inscritos en el registro de tierras despojadas.

Son 79 solicitantes de restitución de tierras que actualmente viven en Caquetá y son los primeros en recibir esta formación, de los 165 que ya están inscritos en el registro de tierras despojadas y abandonadas. Con esta formación tendrán mayor facilidad de implementar sus proyectos productivos al momento en el que retornen a sus tierras y contarán además con una cualificación técnica.

Los cursos tendrán una duración mínima de 90 horas. El objetivo es facilitar que las victimas de despojo o abandono forzado se vinculen a la oferta de formación del Sena y continúen su proceso con el Fondo Emprender.

Comentarios