El Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez Neira, durante la radicación ayer del proyecto de ley contra el narco-menudeo.

Con el respaldo de los alcaldes de las principales ciudades del país, entre ellos el mandatario de los neivanos Rodrigo Lara Sánchez, la Fiscalía General de la Nación radicó ante el Congreso de la República un paquete de medidas para combatir las ‘ollas’ y los ‘jíbaros’.

La iniciativa busca liberar a los niños y adolescentes de las pretensiones del narcotráfico y mitigar el impacto que en la seguridad ciudadana han causado nuevas formas de criminalidad.

La propuesta legislativa se concentra en cinco tipos de medidas. Una de ellas es la penalización del porte en exceso de la dosis de aprovisionamiento. Según contó ayer el Fiscal General, Néstor Humberto Martínez Neira, las autoridades han detectado que los traficantes portan pequeñas cantidades de sustancias fraccionadas y empacadas, y los jíbaros son confundidos fácilmente con personas que, en ejercicio de su libre desarrollo de la personalidad, consumen sustancias estupefacientes.

La norma propone crear un estándar claro, según el cual la dosis de aprovisionamiento no podrá exceder del doble de la cantidad establecida como dosis personal. Así, según la propuesta, será indefectiblemente judicializado quien porte el doble de la dosis mínima.

Frente al narcomenudeo, la Fiscalía considera que debería agravarse la sanción en circunstancias en las que se demuestre que una persona funge como cabecilla, coordinador o jefe de una red de tráfico local de drogas, y que debería ocurrir lo mismo para los extranjeros que pertenezcan a organizaciones narcotraficantes y para las personas que comercialicen drogas en medios de transporte y puestos de venta o recurran a caletas, entre otras modificaciones de vehículos naves o aeronaves para ocultar sustancias ilícitas.

Cuando esto ocurra, las penas se duplicarán en el mínimo y se aumentarán en la mitad en el máximo.

LA INDUCCIÓN A LA NIÑEZ

El proyecto de ley busca sancionar drásticamente a quienes, a través de medios engañosos, suministren cualquier droga a menores de edad y para esos fines se ubiquen en entornos educativos o lugares de esparcimiento, parques y polideportivos, como una intención macabra para obtener nuevos ‘clientes’ y mejorar los dividendos ilegales.

El adulto que incurra en este tipo de conductas recibirá una pena de 10 a 20 años de prisión y la sanción podría aumentar (hasta 30 años) si la víctima es menor de 12 años de edad.

Igualmente, se plantea la creación del delito: favorecimiento al tráfico y consumo de drogas. Esta definición permitirá actuar contra los encargados, administradores o dueños de espacios abiertos al público, escenarios y lugares de afluencia masiva, que toleren la venta de estupefacientes en las instalaciones. En estos casos, las penas serían de 4 a 8 años de prisión.

CONTRA LA REINCIDENCIA CRIMINAL

El proyecto de ley propone que la reincidencia sea considerada como una causal especial de mayor castigo penal y que se convierta en un impedimento para conceder beneficios de prisión domiciliaria por tiempo cumplido de condena y el de libertad condicional.

Además, solicita aplicar a los reincidentes sentenciados dentro de los 10 años anteriores a la nueva condena, la máxima proporción de la pena a imponer.

EL SEXTING Y LA SEXTORSIÓN

Cada vez se conocen más casos en los que para presionar la obtención de algún tipo de provecho, los delincuentes amenazan a sus víctimas con la publicación en redes sociales de imágenes con contenido explícito sobre la intimidad sexual de las personas.

La iniciativa plantea la penalización de algunas formas de sexting con prisión de 6 a 10 años, para quien con la intención de causar daño y sin la autorización del titular del contenido, publique, divulgue o revele a través de cualquier medio, imágenes o grabaciones audiovisuales de la actividad sexual de una persona.

La Fiscalía propone que en estas circunstancias de sexting, la extorsión sea una causal de agravación.

 

El apoyo de Lara

El alcalde de Neiva, Rodrigo Lara Sánchez, expresó su total respaldo al proyecto de ley para atacar el narco-menudeo y liberar a los niños de las drogas.

El mandatario de los neivanos, quien estuvo ayer presente en la radicación de la iniciativa ante el Congreso de la República, reconoció que muchos vendedores de droga se escudan en la dosis mínima para zafarse del carcelazo, a pesar de que son sorprendidos en los alrededores de las instituciones educativas.

También se mostró de acuerdo en atacar con mano fuerte la reincidencia criminal. “Más de mil capturados en Neiva, pero el 90% de ellos quedan en libertad y continúan delinquiendo”, añadió el alcalde Lara Sánchez.

Comentarios