Luis Eleover Cárdenas Guerrero, asesinado a tiros frente a su casa.

Es preocupante la situación que se vive en San Vicente el segundo municipio más grande del departamento del Caquetá, la muerte está haciendo de la suyas con los habitantes, en los últimos días han sido asesinadas varias personas con impactos de bala en sus cuerpos o con armas blancas, “lo peor de todo es que los asesinos gozan de la libertad y pareciera que las autoridades fueran ciegas ante estas actuaciones criminales”, se quejó un habitante de esa localidad.

El pasado fin de semana en un atentado en pleno casco urbano, sicarios le segaron la vida a Luis Eleover Cárdenas Guerrero, de aproximadamente 25 años, quien terminó con varios impactos de bala en su cuerpo. El fatal hecho se presentó cuando él pretendía ingresar a la vivienda donde estaban sus familiares.

el sonido de los balazos alertaron a los familiares de la víctima quienes salieron a ver qué era lo que había sucedido cuando vieron que en el suelo estaba el cuerpo del joven quien estaba agonizando; en medio del desespero lo trasladaron al centro asistencial de San Vicente donde el personal de turno logró estabilizarlo. Sin embargo, debido a la gravedad de sus heridas tuvo que ser remitido a un centro asistencial de mayor nivel, la clínica Medilaser en Florencia en donde fue ingresado con un pronóstico reservado. A pesar del trabajo médico, falleció pocas horas después de haber ingresado.

“Como estas, son muchas las personas asesinadas en los últimos meses en San Vicente del Caguán, pese a las quejas de los habitantes, las autoridades no logran resultados importantes; la administración, al parecer, no exige justicia por la sangre de su pueblo, un pueblo que parece estar en poder de los sicarios quienes quieren hacer de las calles unos ríos de sangre”, agregó el preocupado sanvicentuno.

 

 

Comentarios