Mediante un comunicado el equipo australiano Mitchelton-Scott, informó que Chaves sufre mononucleosis infecciosa, conocida como fiebre glandular, la cual también padeció recientemente la doble medallista de oro olímpica, Mariana Pajón.

Frente a este diagnóstico no se sabe cuándo podrá reaparecer en las carreteras del mundo y a pesar de haber ganado la etapa del Etna en el Giro de Italia, no tuvo una buena actuación en la segunda semana, motivo por el cual los médicos comenzaron la investigación.

Esteban Chaves dijo que “ha sido un período difícil. Desde 2012 no he estado fuera de la bicicleta tanto tiempo, especialmente porque no puedo. No es tan rápido como quieres. En este deporte, estamos acostumbrados a respuestas y resultados rápidos. El proceso es lento y el tiempo puede volverte loco.”

Dentro de los síntomas de la enfermedad están la fiebre, dolor de garganta, escalofrío, inflamación de las glándulas linfáticas, cansancio, falta de apetito, dolores musculares, de cabeza y articulares.

El médico del Mitchelton, Manuel Rodríguez, agregó que dicha enfermedad “probablemente permitió la introducción de otros virus en el cuerpo de Esteban”, y que después de un tiempo de descanso y tratamiento, fue autorizado para una cirugía menor en las fosas nasales y así emprender el periodo de recuperación final.

Debido a esto, el ciclista bogotano se quedará por fuera de la Vuelta a España 2018, pues no hay un tiempo determinado para la recuperación, por lo que el equipo ha dejado claro que para prevenir la reaparición de los síntomas, controlarán la salud de Chaves, sin un plazo para volver a las carreras.

Comentarios